Mediante el Ente Regional de la Energía de Castilla y León (EREN), la junta de Castilla y León va a participar en el proyecto europeo SME Power para diseñar políticas públicas con las que guiar a las PYMES no intensivas en energía de la UE para mejorar la eficiencia energética en sus procesos, edificios y productos.

La duración prevista de este nuevo proyecto es de tres años y va a recibir la inversión de 1.519.868 euros financiados por la UE y el fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER). De esta inversión, a la comunidad autónoma le corresponden 173.690 euros del programa.

 

El proyecto de SME Power por la eficiencia energética

SME Power trabaja para apoyar el avance de todas las PYMES hacia una transición donde se elimine el carbono con un enfoque en el que se consideren todas las medidas posibles, incluyendo las auditorias y la monotorización del consumo energético la renovación de edificios, las mejoras en procesos, los productos innovadores de eficiencia energética y el desarrollo de programas de desarrollo de capacidades de sus empleados.

Relacionado:  #INFOGRAFÍA: La historia de la electricidad

Es por ello mismo que basa todas sus actividades en la mejora de las condiciones energéticas de sus procesos y edificios, desarrollar productos más eficientes y establecer ejemplos positivos entre sus trabajadores invirtiendo en formación.

 

El proyecto ha continuado pese al virus

La COVID 19 no ha sido un impedimento para seguir con la actividad y menos ahora. El EREN ha organizado una nueva reunión telemática para valorar los resultados obtenidos en el primer semestre del año relacionados con la situación de las políticas de la Comunidad de apoyo a la eficiencia energética empresarial en Castilla y León.

En otro orden de cosas, en la reunión también analizaron las propuestas de buenas prácticas derivadas de las fortalezas identificadas y se han valorado mejoras con las que abordar las necesidades de cambio identificadas por las debilidades.

COMPARTIR