El grafeno siempre ha sido uno de los materiales más solicitados. Sus características, basadas en una lámina súper fuerte de átomos en forma de «rejilla«,capaz de formar tubos, bolas y otras formas curiosas, al igual que su habilidad como conductor de electricidad, le daba una particular especialidad. De forma que la Unión Europea llegó a invertir 1.000 millones de euros con el objetivo de impulsar la industria de dicho material.

Pero las expectativas no se han cumplido y ya son varios los científicos que trabajan en otra alternativa: el borofeno.

 

¿Qué tiene de especial el borofeno?

Este material, que está compuesto por una única capa de átomos de boro capaz de formar varias estructuras cristalinas, tiene una extraordinaria gama de aplicaciones. Según los electroquímicos, el borofeno será el material del ánodo en una nueva generación de baterías de iones de litio más potentes.

Es por ello que los científicos de la Universidad de Xiamen (China), con Zhi-Qiang Wang  al mando, están revisando las propiedades más destacadas del borofeno y en que lugares se puede aplicar.

 

¿Qué se sabe hasta ahora del material?

Hay que tener en cuenta que su uso es relativamente nuevo. Mientras que se tuvo primera constancia de él en 1990, no fue hasta el 2015 cuando se sintetizó mediante la deposición química de vapor. En este proceso el gas caliente de átomos de boro pasa a condensarse en una superficie fría de plata dura.

Relacionado:  Luz verde a las nuevas exigencias de eficiencia energética para los edificios europeos

Es entonces cuando la disposición regular de los átomos de plata fuerza a los átomos de boro a adoptar un patrón similar y cada uno se une a otros séis átomos con los que crear una estructura hexagonal plana. Aunque también hay una pequeña proporción significativa de átomos de boro que tan solo se une con cuatro o cinco átomos y, por ende, deja huecos en la estructura. Y es en esos huecos donde los cristales de borofeno consiguen sus propiedades únicas.

 

Las características del borofeno

  • Es más fuerte que el grafeno y más flexible.
  • Es buen conductor de electricidad y calor.
  • Es ligero.
  • Es readioactivo.
  • Puede almacenar más del 15% de su peso en hidrógeno.
  • Es capaz de catalizar la descomposición del hidrógeno y oxígeno.

borofeno

COMPARTIR