De toda la vida los fiordos noruegos han sido unos barcos espectaculares. Su atractivo turístico es más que evidente y su capacidad para movilizar a grandes grupos de personas es asombrosa. Y ahora, este valor ha aumentado gracias a la llegada del Rygerelektra, un barco hecho de fibra de carbono.

Este barco de crucero, construido por el astillero Brødrene Aa, se trata de un ferry totalmente eléctrico de 42 metros de eslora, con lo que puede llegar a transportar hasta 297 pasajeros. Aunque lo más impresionante es que va a ser el ferry eléctrico más rápido del mundo gracias a sus 17 nudos, o lo que es lo mismo, 31,5km/hora de pico de velocidad. Además, también cuenta con una autonomía operativa de 50 millas náuticas (92,6 kilómetros) usando el 70% de la batería (100-30% del estado de carga), una batería que cuenta con  2 MWh de capacidad total.

La autonomía y velocidad del Rygerelektra

El total de la autonomía depende de la velocidad en la que se desplaza, un ejemplo sería de que a 18 nudos de velocidad la autonomía desciende a 40 millas náuticas.

Relacionado:  Aquatermic HT, la bomba de calor dos veces ecológica

Por el momento no se sabe que autonomía tendría a máxima velocidad, aunque si que podemos intuir que será muy rápido. En la fase de pruebas llegó a alcanzar los 23 nudos de velocidad máxima, equivalente a 42,6 km/h. Aunque no debemos pasar por alto que en su día a día estará limitado a 20 nudos como pico de velocidad.

Para alcanzar la máxima velocidad, el Ferry utiliza sus dos grandes motores eléctricos Ramme de 375 kW cada uno, que sumado a su gran ligereza por ser de fibra de carbono, permite la velocidad mencionada.

El primer Rygerelektra, en funcionamiento

Actualmente el primer ferry de la serie ya ha sido entregado y está en manos de la compañía Rødne Fjord Cruise, la cual opera con él como un barco turístico en Stavanger, Noruega.

COMPARTIR