• Los coches eléctricos para menores empiezan a proliferar en el mercado y a pesar de que son juguetes, pueden ser muy útiles de cara a concienciar a los más pequeños sobre la importancia de la sostenibilidad.  

El sueño de muchos niños y niñas es tener un coche de verdad, saber cómo funciona y cómo se conduce. Los coches eléctricos para menores son la solución, ya que además de cumplir su sueño, les permite aprender qué es un coche eléctrico y cuáles son sus beneficios para el medio ambiente: no contamina, no hace tanto ruido, ahorra energía…

 

Cómo son los coches eléctricos para niños

Estos vehículos son monoplaza y se parecen mucho a un coche para adultos, a pesar de que sus dimensiones son en versión infantil. Disponen de un motor y de una batería, la cual suele ser de 6V. También cuentan con un sistema de ahorro de energía, sistema de freno eléctrico, control electrónico de la dirección, y una velocidad que puede alcanzar los 3 km/h. Algunos modelos también incluyen la marcha trasera, faros de imitación Xenón, acelerador de pedal y hasta una palanca de cambio para los más mayores.

Los pequeños conductores deben tener una edad mínima de un año para hacer funcionar uno de estos coches, aunque se recomienda que se empiecen a conducir con tres años. La edad óptima para disfrutar de la conducción de un coche eléctrico para menores es entre los cinco y los ocho años. Las instrucciones son sencillas y con la práctica los niños mejorarán algunas habilidades de gran importancia como por ejemplo la concentración, la coordinación de movimientos y la atención.

El sistema está pensado para que los padres puedan estar supervisando en todo momento el movimiento del coche, por lo que cuenta con control remoto para manejar también el automóvil a distancia. Otra posibilidad para tenerlo vigilado es extraer la batería y cerrar el capó con llave; de esta manera es imposible poder encenderlo. La radio, el tablero digital, el conector al iPhone y la llave que enciende y apaga son otras de las características que pueden resultar muy atractivas y que aumentan el nivel de confort y diversión.

Algunos recordatorios importantes a la hora de usar uno de estos coches es que cuando se deja de usar debe retirarse la batería para recargarla y que no pueden circular por carretera.

 

Marcas de coches eléctricos para niños

Carrocerías como BMW, Ferrari, Range Rover, Volkswageno Porsche, son algunas de las marcas que fabrican coches eléctricos para menores, a pesar de que también hay otras de rango un poco más bajo y económico.

COMPARTIR