En la actualidad, el sector del automóvil español tiene muy asentadas las fábricas de gigantes franceses como PSA y Renault o alemanes como VW y Daimler en las comunidades autónomas de: Castilla y León, Aragón, Galicia, Cataluña o Navarra. Es por ello que cualquier cambio, como el que recientemente hemos conocido de Nissan, será un duro golpe para el tejido empresarial.

«Los centros de decisión de las plantas están fuera de España y en todos los head quarters se están tomando unas decisiones muy importantes. Es urgente que nos pongamos de acuerdo Gobierno, comunidades autónomas y agentes del sector antes de que los rumores se transformen en realidad.» Con estas palabras advertía de una posible deslocalización el presidente del proveedor de chasis y carrocerías Gestamp, Francisco J. Riberas.

Estas declaraciones venían del hasta ahora rumor, y desde ayer confirmado cierre de Nissan y el que Renault puede llevar a cabo en Valladolid y Palencia, ya que este está negociando un préstamo de 5.000 millones de euros con el estado francés.

La misma vicepresidenta del Grupo Antolín y presidenta de Sernauto, María Helena Antolín, avisa de la carrera que ha empezado en la Unión Europea por ver quien es el mejor en «llevarse las cosas«. Al igual que hay una importante lucha por conseguir los grandes proyectos financiados por Bruselas. «Tenemos que ser los mejores de la clase para atraer tecnologías que van a conllevar grandes inversiones.»

La actuación del gobierno para proteger el sector del automóvil

Raül Blanco, secretario general de industria, cree que habrá un esfuerzo de las cadenas de valor del automóvil en Europa frente a futuros riesgos relacionados con amenazas como las pandemias y la ciberseguridad. Aunque hay un peligro que le preocupa más: la actuación de otros países que busquen desequilibrar el mercado. «El riesgo es que Alemania o Francia tomen medidas que vayan en contra del mercado interior. Tiene que haber soberanía industrial a nivel europeo y también un refuerzo del mercado interior porque, si una cosa se desliga de la otra, va a haber países que tendrán mayor ventaja por su mayor fuerza presupuestaria.»

Finalmente, Blanco confirma que para volver a la normalidad, desde Industria van a buscar métodos para incentivar la compra de coches.

Relacionado:  Schneider Electric presenta su segunda Fábrica Inteligente en la India

sector automóvil

COMPARTIR