Ya en otras ocasiones, en las páginas de iE, hemos expuesto algunos conceptos que cambian las ciudades; tal fue el caso de las ciudades aeropuerto. Y dentro de todo este mundo de acciones y soluciones que impulsan constantes avances en la tecnología y seguridad de las ciudades se encuentra la ecología urbana. Siendo un concepto que a día de hoy casi todas, por no decir todas, las ciudades deben buscar o están buscando ya.

Para poder comprender mejor la importancia que tiene una correcta ecología urbana en el siglo XXI, primero debemos saber en qué consiste esta. Y para ello hay que comenzar comprendiendo que el primer factor diferencial de una ciudad es la relación que tienen los habitantes la misma con su ambiente y ecosistema. Entendiendo esta relación como todas aquellas acciones realizadas por las personas que afectan a la ciudad, es decir:

  • Los residuos urbanos.
  • La contaminación del suelo o del agua.
  • La contaminación acústica.

 

¿Cómo reducir estas acciones?

Con el fin de que se reduzcan estos tres factores al mínimo posible trabajan los ecólogos, los geógrafos, los sociólogos y los arquitectos; entre otros. Para ello, estos profesionales crean y diseñan planes tanto a corto como a largo plazo con el objetivo de reducir las acciones de las personas sobre el ecosistema. Por lo que en las principales funciones de la ecología urbana encontramos los siguientes conceptos:

  • Análisis del aprovechamiento de residuos. Se debe estudiar todo aquel residuo que se pueda volver a utilizar.
  • Adecuado tratamiento de los residuos urbanos. Una vez valorar que residuo se puede utilizar y cual no, hay que considerar cual es el mejor uso que se le puede dar. Ejemplo de casos de éxito son ecoparques, puntos limpios y la distribución de contenedores o papeleras de reciclaje.
  • Promover la Movilidad sostenible. Los coches son de los factores más contaminantes a día de hoy, es por ello que en muchas ciudades se empieza a aplicar la filosofía del vehículo híbrido y demás alternativas de movilidad sostenible.
  • Estudio de la estructura de la ciudad. Con el fin de poder aplicar medidas que beneficien al entorno hay que estudiar la construcción del diseño de la ciudad y que cambios permite esta.
  • Fomentar la educación medioambiental. Para poder cumplir todas las medidas mencionadas, es vital que la ecología urbana se inculque a los más jóvenes para que estos continúen aplicándolas.
Relacionado:  Alemania brilla en lo alto de la lista de países con mayor eficiencia Energética

Las agencias de ecología urbana

Para poder aplicar la ecología urbana no es solo importante el correcto funcionamiento de las ciudades, sino que las agencias en cuestión también tienen un valor importante para impulsar las medidas. 

Una agencia de ecología urbana es aquella que piensa, analiza y diseña medidas ambientales para la ciudad en cuestión siempre buscando la sostenibilidad. Un ejemplo sería BCNelogía, que como indica su nombre aplica en la ciudad condal. En este caso la integran el ayuntamiento de la ciudad de Barcelona, el Área Metropolitana y la Diputación de Barcelona.

Las principales funciones de BCNelogía son:

  • Diseñar proyectos para instituciones públicas, organizaciones y empresas.
  • Búsqueda de una ciudad más sostenible a través de planes de movilidad, residuos urbanismo, biodiversidad y más.
  • Identificación de problemas medioambientales y propuestas para solucionar.

ecología urbana

COMPARTIR