El código técnico de la edificación en España está cambiando como consecuencia de la nueva definición dada a los Edificios de Energía Casi nula. Por ello, es relevante que los actores implicados en el sector de la construcción estudien propuestas que realizan empresas como Passivhaus.

La propuesta de Passivhaus se basa en la utilización de componentes certificados con los que desde España podemos imaginar como será el mundo de la construcción de aquí cinco años. Aunque también cabe la posibilidad de que los promotores de estos no tengan tanta paciencia para esperar a cinco años vista y los repartan desde ya en el mercado.

En este contexto, el país español está dentro de los países que apuestan por el cambio. Muestra de ello es que en el presente año, a pesar de la extraña situación que vivimos, dos carpinterías ya tienen el certificado de energía nula en clima cálido. A ello le debemos sumar un sistema español que nos ofrece un recuperador de aguas de ducha y está certificado por Passivhaus.

Relacionado:  Nueva cámara termográfica Fluke PTi120. Ahora tamaño bolsillo, perfecta para hacer su trabajo de todos los días.

 

La inclusión de Passivhaus en materiales de construcción de España

A lo largo de los últimos 10 años, el método estándar de Passivhaus se ha ido adaptando a las condiciones climáticas y culturales del país peninsular. Adaptación que se ha visto con la cantidad de materiales de construcción con el clima cálido y cálido-templado en los edificios de la marca.

También hay que tener en cuenta que en la nueva base de datos de componentes certificados se puede filtrar por condiciones climáticas para encontrar el producto que mejor encaje a tus necesidades. Por lo que es de esperar que este avance también incentive al mercado local de PYMES con el que desarrollar soluciones constructivas avanzadas para mantener y mejorar la competitividad. 

Finalmente, debemos valorar que siempre y cuando se cumplan los requisitos de energía consumida, el estándar Passivhaus en materiales de construcción está disponible para todo el mundo.

COMPARTIR