Para lograr la consecución de los objetivos medioambientales europeos de cara al año 2031, España tendrá que llevar a cabo una fuerte inversión en el desarrollo de sus redes eléctricas.

Dicha inversión, estimada en los 40 mil millones de euros, no solo permitirá conseguir los citados objetivos sino que traerá consigo una serie de beneficios tanto a nivel económico como social que mejorarán la vida de sus ciudadanos, revitalizará la economía del país, e impulsará otros sectores gracias al crecimiento del eléctrico; uno de los más estratégicos en cualquier estado.

La creación de empleo en las redes eléctricas

Solo en materia de empleo, se estima que el desarrollo de las redes eléctricas creará en torno a 40 mil puestos de trabajo de calidad, bien remunerados y con baja temporalidad; a la vez que los ciudadanos obtendrán una serie de servicios extra inherentes a un sector energético completamente digitalizado.

En la siguiente infografía tratamos de explicar de una manera sencilla y gráfica los puntos aquí expuestos.

Relacionado:  El Ayuntamiento de Irún consigue hasta un 83% de Eficiencia Energética

COMPARTIR