Si queremos hablar de grandes inventos en la historia de la humanidad, obviamente vamos a hablar de inventos como la rueda, la medicina, la imprenta y un largo etc… Pero en todos estos hay uno que siempre está en nuestro día a día y es vital: la bombilla eléctrica.

En primer lugar porque nos hizo dejar atrás los materiales de combustión. Ejemplos de ello son que para iluminar se utilizaban luz de gas, velas de cera o queroseno. Todos estos materiales no solo tenían una iluminación ineficiente, sinos que dejaban mala olor, eran sucios y sobretodo: eran peligrosos. En cambio, con la bombilla eléctrica se obtiene un material que eliminaba de forma completa cualquier posibilidad de inhalación de gases tóxicos, daba más seguridad en el trabajo -y podía ampliar el rango de horario laboral-, y conseguía una luz más eficiente, duradera, confiable y más segura.

Todo esto lo podemos ver plasmado en las declaraciones de Energy.gov: «Hace más de 150 años, los inventores comenzaron a trabajar en una brillante idea que tendría un impacto dramático en la forma que utilizamos la energía en nuestros hogares y oficinas. Este invento cambio la forma en la que diseñamos los edificios, aumentó la duración de la jornada laboral media y puso en marcha nuevos negocios. También trajo nuevos avances en materia de energía, desde las plantas de energía y las líneas de transmisión eléctrica hasta los electrodomésticos y los motores eléctricos

Es por todo ello y lo que ha significado la bombilla eléctrica que ahora que han pasado 150 años os traemos las siete mayores innovaciones que han realizado con ella.

La bombilla eléctrica como árbol solar

Ross Lovergrove es el diseñador de este árbol solar que utiliza paneles solares para alimentar sus bombillas LED. Para ello cada árbol tiene hasta 10 paneles solares fotovoltaicos con forma de hoja mirando el cielo.

En cuanto a su rendimiento en la noche, se abastece de energía almacenada durante el día en baterías internas. Como característica, sus luces también vienen integradas con prácticos sensores de detección de luz que se encienden al detectar la luz solar.

Relacionado:  La demanda de instaladores eléctricos crecerá un 30% a finales de este año

bombilla eléctrica

«Street», el desarrollo del árbol solar

Este concepto es similar al anterior. La diferencia principal es que su energía provendrá de un «árbol madre» más grande con el que recogerá y almacenará energía solar para su propia red de farolas infantiles.

Este árbol madre estaría equipado con grandes cantidades de paneles solares. Entonces, la energía recolectada se transmite a estructuras de farolas más pequeñas en el área de alrededor.

bombilla eléctrica

Flowlight para aprovechar la energía de olas para la alimentación

Este diseño hecho por Shane Molloy es otra interesante innovación en iluminación urbana. En esta ocasión, la energía de las mareas es la utilizada para encender las luces.

El problema de este caso es que al depender de la energía mareomotriz está limitada geográficamente.

bombilla eléctrica

Las farolas renovables de Urban Green Energy

Estas son las primeras de la lista que están realmente disponible comercialmente. Su principal característica es que son autosuficientes, con lo que cada luz tiene doble alimentación y utiliza tanto la energía solar como la eólica para almacenar y alimentar las luces por la noche.

La batería que tienen incorporada es capaz de mantener la luz en funcionamiento durante 3-5 días.

bombilla eléctrica

Energy Me para ahorrar mediante el gimnasio

La idea de este concepto es que toda la energía y el movimiento que generes en el gimnasio contribuyan a la energía de tu ciudad. Además de que gracias a esto, se reduce el impacto medioambiental.

Windtulipán como concepto

El diseño de Merbrure Oral está inspirado en la tradicional farola. En este caso, cada luz tiene su propia turbina de viento vertical en la parte superior con la que carga una batería interna día y noche al soplar el viento.

El reciclaje con Semillas Energéticas

El concepto básico de este planteamiento es reutilizar las baterías gastadas de las farolas. En este caso se propone usar los pequeños trozos de energía restantes en las baterías para alimentar las luces a la noche.

 

COMPARTIR