Estados Unidos, mediante su departamento interior, aprobó la semana pasada el que será el mayor proyecto de energía solar del país; y una de los más grandes plantas solares a nivel mundial.

Este proyecto, que nace con el nombre de Gemini, se construirá al noreste de las Vegas, donde se invertirán mil millones de dólares para obtener una capacidad de 690 megavatios. Semejante inversión también traerá consigo la creación de hasta 900 empleos directos y alrededor de 1.100 indirectos, lo que supondrá una inyección de 712,5 millones de dólares en la economía estadounidense.

Sobre esa inversión y lo que va a suponer tras pasar el COVID 19 habló David Bernhardt, secretario de interior, «A medida que nuestra economía se recupera del coronavirus, el presidente Trump está trabajando para fortalecer a Estados Unidos más que nunca. Nuestro resurgir económico dependerá de que Estados Unidos vuelva a trabajar y este proyecto cumple con ese objetivo.»

Las previsiones marcan que la primera fase del proyecto, donde se instalarán 440MW de capacidad, estará finalizada el próximo año. Mientras que en 2022 se añadirán los 250MW restantes.

Relacionado:  Interact Pro: 5 beneficios clave para pymes e instaladores

Casey Hammond, subsecretario adjunto en el gobierno de Estados Unidos, comentó lo siguiente sobre el actual proyecto: «Es un momento importante en la historia de Nevada. La producción de energía doméstica en tierras federales sigue siendo fundamental para nuestra seguridad nacional y los logros de la administración Trump.»

 

La colaboración para realizar la planta solar

El proyecto Gemini se realiza junto a la colaboración con la empresa australiana Quinbrook Infrastructure Partners y la californiana Arevia Power, además de estar dentro de la Comisión de Servicios Públicos de Nevada.

Abigail Ross Hopper, presidenta y directora ejecutiva de la Asociación de Industrias de Energía Solar (SEIA), comentó lo siguiente sobre lo que significa el proyecto. «La industria solar es resistente y un proyecto como este traerá empleos e inversión privada al estado cuando más lo necesitemos.»

Finalmente, hay que tener en cuenta que la planta solar trae consigo un emparejamiento de 380 megavatios y será el primero de Nevada en incluir baterías con las que permitirá la entrega de energía tras la caída del sol.

planta solar

COMPARTIR