Agathe Cortes, corresponsal de El País, informaba a comienzos de este 2020 de una más que interesante iniciativa, liderada por científicos españoles, que tenía el objetivo de fortalecer y mejorar el suministro eléctrico en África.

Uno de los principales obstáculos con los que se encuentran tanto la mayoría de los países africanos como sus ciudadanos a la hora de realizar tareas y proyectos que en occidente no tienen una especial dificultad, es lo escasa y cara que es la electricidad.

Países como Senegal, Nigeria, Burkina Faso, Ghana y Mali se ven obligados a recurrir a bidones de diésel a la hora de procurarse energía eléctrica, una solución 300 veces más cara que el estándar español.

Acabar con la dependencia eléctrica es una de las metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU para 2030, lo que no hace sino poner de manifiesto la relevancia de esta problemática. A día de hoy, se estima que casi la mitad de la población mundial, unos 3.000 millones de personas viven en situación de pobreza energética, de las cuales 1.100 millones no tienen ningún tipo de acceso a la electricidad.

A su vez, el de las mujeres es de nuevo el colectivo más afectado por la carencia de electricidad, según coinciden los expertos, al ser las que más tiempo pasan en casa, limpiado y trabajando en cocinas insalubres e inseguras. Un mayor acceso a la electricidad no solo les permitiría mejorar el desempeño de sus tareas domésticas sino que con ello ahorrarían tiempo – y por ende una mayor independencia.

Relacionado:  Basor Electric lanza el Basorsupport SHST, un nuevo soporte de rápida instalación

Con esto en mente nace Multimicro, una iniciativa en la que la UPC (Universidad Politécnica de Catalunya), el al MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts) y el Instituto de Ciencia y Tecnología de la Universidad Loyola luchan por poner fin a la dependencia energética que sufren estos países africanos.

El proyecto liderado por Pedro Rodríguez Cortés pretende desarrollar la generación de energía mediante fuentes renovables, principalmente mediante la solar, y la implantación de micro redes renovables en aquellas zonas más remotas. Multimicro no es un nombre elegido al azar, sino que hace referencia a la suerte de tela de araña que formarían e irían ampliando hasta «alcanzar la corriente de la red eléctrica general«, meta del proyecto.

Científicos españoles quieren fortalecer el suministro eléctrico en África

COMPARTIR