El grupo alemán Basf, empresa química que busca un futuro sostenible para su industria, ha hecho públicos sus números de 2019 en España: mostrando unos datos inferiores a los del ejercicio anterior. Concretamente, han sido un 3% más bajos, principalmente debido a que sus ventas se quedaron en  los 1.268 millones de euros. Esta disminución viene dada principalmente por la menor aportación en los segmentos de tecnologías de superficies y soluciones industriales; así como por una bajada de los precios en el mercado de entre un 4% y  un 1%.

Pese a todo, Carles Navarro, director general de Basf en España, ha querido recordar que a pesar de esta pequeña reducción en ventas, el 2018 fue un año que batió récords en todos los aspectos. 

 

El 2020 de Basf y como hace frente al COVID

Por otra parte, Carles Navarro también comentó las previsiones para este 2020. El director general de Basf en España, afirma de manera clara que no van a poder cumplirlas en ninguna parte del mundo. Según sus declaraciones, se prevé «un impacto significativo por las consecuencias económicas de la caída de la demanda y de la producción a nivel mundial, y muy especialmente por los parones actuales en la producción del sector automovilístico. Se estima una lenta recuperación en el tercer y cuatro trimestre.»

Finalmente, a nivel español, para hacer frente a las dificultades que ha traído consigo el COVID-19, desde Basf se han hecho valer de sus centros de producción en los centros de Castellbisbal, situado en Barcelona, y de Tarragona, con los que fabrican hidrogeles. Hidrogeles que en esta ocasión han sido donados a diferentes hospitales de la región. Además, mediante su división Basf 3D Printing Solutions han producido y donado gafas nasales  de alto flujo de ventilación con tecnología 3D a unidades de cuidados intensivos (UCI).

Relacionado:  China reduce las ayudas en energía eólica y solar

COMPARTIR