Así como de aquí poco vamos a tener que volver a la nueva normalidad en nuestras vidas, el mundo de la conexión también va a ver como entra en nuevo paradigma. Estamos hablando de la inminente llegada del 5G, la cual va a proporcionar una velocidad a internet diez veces más rápida de la actual con 4G. Aunque el avance no se quedará allí, sinos que también mejorará otros aspectos como pueden ser:

  • Optimización de la prestación de servicios.
  • Adopción de decisiones.
  • Experiencia del usuario final.

Todas estas mejoras también se encuentran relacionadas con la realidad que vamos a vivir. A causa del parón mundial que se ha sufrido por el COVID-19 las telecomunicaciones y conexiones han aumentado considerablemente, por lo que es de esperar que tras superar esta crisis sean diversas las empresas que busque instalar el 5G en sus oficinas para paliar cualquier problema de conexión.

Según las estimaciones a medio plazo, el impacto del 5G en la economía mundial llegará a proporcionar más de 13 billones de dólares a Estados Unidos de cara a 2035. Y en cuanto a productividad las más beneficiadas serán las industrias que, aparte de ver importante aliado en su búsqueda de la digitalización, podrán aumentar su producción, generar nuevas fuentes de ingreso y el poder encontrar sitios de construcción, minas, torres petroleras y flotas de cargueros al ver aumentados sus conocimientos.

Relacionado:  La construcción necesita de un plan estable para reactivar el sector

También hay que tener en cuenta que en esta ocasión la revolución digital será distinta. Puesto que no será para mejorar la conexión de cada trabajador a nivel individual, sino que conectará a todos los dispositivos electrónicos e Internet of Things.

Los beneficios y la llegada del 5G

Con su nuevo aliado, es de esperar que IO obtenga una red más amplia y con mayor capacidad para atender a las demandas. Es por ello que es de esperar que con todos los dispositivos que van a ser impulsados con 5G también impulsen el crecimiento de puestos de trabajo. Principalmente en sectores como el transporte, la fabricación, la agricultura y el comercio minorista.

Según las previsiones, la llegada del 5G está prevista en este mismo año. Por ello mismo, las organizaciones ya están trabajando en sus normas de uso y en nuevos productos que ayudarán a beneficiarse -aún más- del nuevo paso en conectividad.

Finalmente, debemos ser conscientes de la oportunidad de mejora que genera el 5G en todas las industrias. Ya que es posible de adaptar a la maquinaria y la fabricación inteligente, al igual que beneficia la interacción entre las personas y los dispositivos conectados.

5G

COMPARTIR