Frans Timmermans, vicepresidente de la Comisión Europea para el Pacto Verde, confía en la recuperación del sector de industria automóvil alemana mediante las ayudas que está negociando su Gobierno. De forma que afirma esperar una transición hacia la sostenibilidad y la economía circular.

Dicha afirmación la realizó en una comparecencia ante la comisión de Industria, Investigación y Energía del Parlamento Europeo. En esa misma comparecencia también habló de los plan renove, los cuáles considera que deben seguir creciendo ya que los gobiernos los utilizan para que sus industrias pasen a ser ecológicas. Y sobretodo ayudan en el primer caso mencionado. «Espero que haciendo sus planes, el Gobierno alemán todavía pueda garantizar que el apoyo a la industria del automóvil le ayude a ir hacia una economía sostenible y circular.» Comentaba Frans Timmermans.

La situación económica de la Unión Europea

«Tendremos que poner sobre sus hombros una carga extra, no hay otra opción porque de lo contrario la economía colapsará. Pero haciéndolo tenemos que proponer un proyecto de futuro para ellos, un mundo mejor, y un mundo mejor no está basado en la economía del carbón del siglo XX.»

Relacionado:  Prilux participa en la próxima edición de Christmasworld

Con estas declaraciones, el socialdemócrata holandés se ha referido a que la Unión Europea tan solo tiene una oportunidad de inversión y dada la situación mundial no puede malgastar el dinero en industrias sin futuro. Tan solo hace falta ver sus declaraciones sobre que pasaría si la inversión no funciona para saber la gravedad del asunto: «Perderemos el dinero y pondremos una carga extra sobre nuestros hijos y nietos.»

La industria del carbón, desfasada

En primer lugar, ha destacado la importancia de añadir un impuesto al queroseno en la industria de la aviación. Resaltando incluso que no puede comprender porque no existe tal impuesto a día de hoy.

Tras ello, ha finiquitado afirmando que no existe futuro alguno en el mundo del carbón. De forma que este se encuentra en el hidrógeno y muestra de ello es que los planes de la Unión Europea pasan por modificar sus edificios y otras infraestructuras para mejorar su eficiencia energética.

unión europea

COMPARTIR