Si debemos recordar el año 2018 por algún hito, sin duda alguna debe ser por toda la energía solar obtenida. Con la ola de calor que se vivió en aquel verano y el mercado de la energía solar como el más importante en cuanto a energía renovable en Europa, la producción solar rompió récords.

Otro punto a destacar respecto a la producción solar vivida hace dos años es que en el 2017 ya habíamos tenido un gran año. Como muestra, podemos tomar los datos; dos años atrás, con una capacidad instalada aumentada con 98,9 GW, el mercado solar europeo se expandió en un 28,4%. 

Por su parte, 2018 siguió el excelente ritmo marcado y se vio impulsado gracias a una increíble ola de calor que difícilmente van a olvidar los europeos. No solo por el calor que se vivió, sino también por todo el empleo que generó en el sector y los datos que ello supuso. Ejemplo de ello son los siguientes números:

  • En el mes de Julio, la energía solar alemana generó 6,17 teravatios por hora de energía, números que no se habían visto nunca antes.
  • Dinamarca vio como obtenía un nuevo récord de producción de energía fotovoltaíca al haberla aumentado un 33%.
  • La semana compuesta entre el 21 y el 28 de junio en el Reino Unido se produjo el máximo de energía solar producida nunca en una semana en el país con 333 GW de potencia. Fue la primera vez en la historia del país inglés que la energía solar superaba al gas como la primera fuente de energía.
  • Alcanzaron los 175.000 europeos trabajaron dentro del sector de la industria solar. Además, de cara a 2030 se empezó la proyección de 120.000 empleos más.
  • Para 2022 crearon la ambición de alcanzar los 40GW de crecimiento solar en Europa.

El mayor pico y las mayores problemáticas de la ola de calor

Holanda fue el país más beneficiado de este fenómeno. Tan solo hace falta ver como en el mes de Julio aumentaron hasta en un 75% respecto a doce meses atrás. «En toda Europa, los registros se derrumbaron.» Fueron las palabras que utilizó James Watson, director general de SolarPower Europe, para describir el hecho.

El principal problema que le encontramos a una ola de calor como la comentada es que también tapan otra realidad, y son las muertes que generadas. Únicamente en el Reino Unido se produjeron 700 fallecimientos.

La estrategia solar a nivel Europeo

Es importante hacer énfasis en que la producción solar aumentó tanto porqué el continente europeo así lo quiso. Es decir, desde el viejo continente llevamos años situando a la energía solar como uno de los elementos clave en la tecnología del futuro.

Muestra de esta importancia en el crecimiento es que se han creado diversas organizaciones internacionales bajo la supervisión de la Unión Europea. La más destacada es la Unión Energética y su Sistema de Información Estratégica de Tecnologías Energéticas. Mediante este sistema evalúan las necesidades que presenta el viejo continente y que medidas pueden adoptar para paliarlas a la vez que se cumple con los planes estratégicos.

Relacionado:  Éxito de participación en la I edición de "Norte Renovables", de la que BORNAY ha sido patrocinador

Dentro de estos planes estratégicos está el Plan Solar Mediterráneo, que ha sido de los que más esfuerzos ha representado al abordar los problemas de suministro en energía a lo largo de todo el sur europeo.

El impacto del cambio climático en el pensamiento europeo

Al producir más energía solar también se inflaron las estadísticas de la instalaciones fotovoltaícas. Lo contrario sucedió en las centrales nucleares, de gas y de petróleo.

Esta tendencia a la baja de las segundas también fue un efecto colateral de la ola de calor, ya que al haber menos lluvia las plantas de carbón y energía nuclear no tuvieron el abastecimiento de agua necesario para el proceso de refrigeración, lo que ayuda a seguir una tendencia que buscan todos los países del mundo para progresar en el lado del cambio climático: que el agua es el recurso estratégico del S.XXI, en lugar del petróleo. El motivo de querer sacar esta conclusión es que para conseguir energía térmica son necesarias cantidades masivas de agua para poder enfriarse y producir. Mientras la energía solar no.

La unión europea quiere liderar el almacenamiento de energía solar

Desde Europa no se quieren centrar solo en realizar instalaciones fotovoltaícas. En el viejo continente saben que en materia de producción el líder indiscutible es el país Chino, por lo que su objetivo se basa en liderar en materia de almacenamiento de energía. 

En proceso de ello, en octubre de dos años atrás, se inauguró la mayor instalación de energía que hay en el continente y que está situada en la sede del CMI en Seraing, Bélgica. En total tiene 6.500 paneles repartidos entre el tejado y el garaje, además de las baterías de iones de litio que pueden almacenar hasta 4,2 MW de energía.

Aunque tampoco hay que centrarse tan solo en las baterías. Prueba de ello es que en el Reino Unido empezaron a trabajar con instalaciones de almacenamiento mediante «aire líquido». Estas instalaciones tienen una capacidad entre 5MW y 15MW/h y funciona utilizando la electricidad para enfriar el aire ambiente regular hasta -320° Fahrenheit en un tanque de baja presión. Para calentar el aire liquido se hacen valer de intercambiadores de calor y el gas que se expande es utilizado para accionar una turbina.

Highview Power es la empresa responsable de la construcción de este nuevo sistema y la instalación se realiza en un vertedero cerca de Pilsworth.

energía solar

COMPARTIR