A causa de la situación que se está viviendo con la crisis sanitaria y económica, desde la consultora Family Business Solutions, han advertido del peligro que corren las empresas familiares. Esta consultora, que está especializada en dicho sector, se centra en las consecuencias que va a traer la falta de estructuras y profesionalización de cara al futuro de las empresas familiares. 

Sobre las posibilidades que tienen para superar la crisis ha hablado el fundador de la consultora, Ricard Agustín. «Evidentemente, no hay recetas únicas y dependerá mucho del momento generacional en el que se encuentre la empresa, pero, en momentos como este, el Consejo de administración debe tomar el liderazgo que le corresponde y abordar los problemas más inmediatos de la empresa, con efectividad y prudencia.»

Pero al mismo tiempo, el fundador da especial interés en que la compañía debe estar lista para superar la situación. «Cuando todo esto pase, ya habrá tiempo de corregir errores, reformular estrategias y animar al Ejecutivo a ejecutar nuevos modelos y nuevos paradigmas que, posiblemente, ya hemos tenido que incorporar a nuestras empresas y vidas en tiempos de COVID-19.»

 

Family Business Solutions ofrece 5 soluciones para afrontar la solución

  1. El consejo de administración no puede quedar en segundo plano. Aunque las decisiones en momentos de crisis suelen ser muy operativas, el Consejo de Administración no puede caer en el letargo ni quedar en stand-by por un periodo prolongado, por grave que sea la situación. Estrategia, finanzas, inversiones y personas son grandes temas que deben seguirse desde el consejo y más en tiempos de crisis. Afortunadamente, gracias a las nuevas tecnologías, las reuniones pueden ser por medios telemáticos.
  2. No debe entrometerse en las decisiones del Ejecutivo y del gabinete de crisis. Desde la consultora advierten de que esto no puede ser una tentación fácil en empresas familiares en las que la generación saliente se acaba de incorporar al Consejo de Administración. Pero recomiendan al Consejo de Administración mantenerse al margen y aprovechar este momento para acompañar a la generación entrante, pero sin entrometerse en el día a día.
  3. Debe motivar y saber reconocer el esfuerzo. Esta es, sin lugar a duda, una de las principales misiones que tiene el Consejo de Administración en tiempos de crisis. «Las personas de la organización, ya sea porque al trabajar en sectores esenciales deben dar un 200% o porque están inmersos en un ERTE, deben sentirse próximos de los que les gobiernan al más alto nivel; sentir que no son un número. Tratar a las personas como se merecen y más en momentos de tanta incertidumbre es la mejor inversión en fidelización y retención de talento que una compañía puede realizar. Y el consejo debe velar por que esto suceda.» Afimar Ricard Agustín.
  4. El consejo de Administración debe saber trabajar y contribuir desde la distancia. La situación actual es un buen momento para investigar, analizar la competencia y la legislación y canalizarlo de forma conveniente, según los procedimientos que se tengan establecidos. Family Business Solutions también recomienda dedicar tiempo a aquellos temas que a menudo se van postergando en el Consejo y que no se abordan porque, al no ser prioritarios, siempre se van actualizando en fecha en los planes de acción.
  5. No se puede olvidar la comunicación entre el Consejo de Administración y el Consejo de Familia. En momentos de crisis, el Consejo de Familia debe estar informado de lo que sucede en la empresa familiar. Si no se dispone de mecanismos de información establecidos y no hay previstas reuniones del Consejo de Familia, el presidente del Consejo de Administración y el de Familia deben tener una comunicación fluida para asegurar que los accionistas familiares tienen información de primera mano y que no se enteran de lo que sucede en la compañía por terceros.
Relacionado:  Los problemas que afectan al sector del autoconsumo eléctrico en España

 

iElektro con Splash Company
iElektro con Splash Company

 

COMPARTIR