El COVID-19, mal llamado coronavirus, está provocando una pandemia global sin precedentes. Desde la declaración del estado de alarma en nuestro país, la pérdida de actividad económica que hemos sufrido es equiparable a la propia de una guerr civil. ¿Cómo está afectando todo esto en las empresas? ¿Qué medidas están tomando? ¿Qué futuro esperan a corto, medio, y largo plazo?

Si nos basamos en los datos que ofrece Deloitte en su último barómetro sobre la situación del COVID, el 58% de las empresas cerró el primer trimestre de 2020 reduciendo su producción/facturación, situándose por encima del -25% para el 19%. Un 27% ha conseguido cerrar el trimestre aumentando su producción/facturación si bien en tasas inferiores al 10%. Para el 15% restante su producción/facturación no ha sufrido variaciones. Todos los sectores muestran un impacto negativo en sus negocios y tanto aquellos con facturación entre 300 y 600 millones como los de facturación superior a los 3.000 millones, sufren especialmente reducciones, con un 77% y 68%, respectivamente, registrando descensos en su producción/facturación.

Según nos muestra el mismo informe, ofrecido por Deloitte y que pueden encontrar en su propia página web, el impacto global de la crisis sanitaria afecta especialmente a las exportaciones, fundamentalmente en Europa y en EEUU, con una reducción por encima del 70%.

En relación a las medidas de salud laboral instauradas por las empresas consultadas, más del 90% ha implantado el teletrabajo y la cancelación de viajes y desplazamientos. El 70% ha establecido medidas adicionales de limpieza, desinfección y seguridad en el puesto de trabajo. Más del 75% monitoriza los casos positivos del COVID-19, y un 50% ha establecido medidas de aislamiento para los colectivos que han estado en contacto con los contagiados. Un 25% ha establecido medidas proactivas de medición de la temperatura en los puestos de trabajo. La mayoría de las empresas, un 68%, no ha registrado positivos en coronavirus entre sus empleados. Respecto al 32% diagnosticado, un 30% contabiliza menos de cinco personas, un 5% entre 5 y 10 casos, un 9% entre 10 y 50 y solo un 2% más de 50 positivos.

Relacionado:  Dinamarca y su gran encrucijada con las energías renovables

 

Y ahora… ¿qué?

Tras un primer sondeo a empresas del sector del material eléctrico, se pide:

  • Aprobar moratoria en el pago de impuestos
  • Generar incentivos sociales y bonificaciones al sector
  • Exonerar la cotización de los autónomos
  • Reducción de la dependencia del turismo sobre la actividad económica de España

Kenneth Rogoff, economista reconocido a nivel internacional, prevé una gran recesión a nivel mundial, equiparable a los desastrosos resultados que provocó la Gran Depresión, aunque la gravedad dependerá de cómo se desarrolle el virus y la respuesta del sistema sanitario. Sin embargo, incluso en el mejor de los casos, el economista manifiesta su preocupación por la actual situación en los mercados emergentes (además de la crisis de deuda externa altísima que ya tenían, tendrán que afrontar el repago de 2,7 billones de dólares en deuda y un crecimiento a la baja. Esto provocará el colapso de muchas naciones).

 

Y mañana, ¿qué? #COVID19

Léete nuestra INFOGRAFÍA; Cambios estructurales a los que adaptarse

iElektro con Splash Company
iElektro con Splash Company
COMPARTIR