Desde la asociación Provincial de Construcciones y Promotores de Málaga (ACP) aprovecharon la oportunidad el pasado jueves para, en primer lugar, dar las gracias a cada uno de sus trabajadores y empresas por «su ejemplar comportamiento en las últimas semanas» ante la situación de crisis, tanto sanitaria como económica, que estamos viviendo actualmente.

Más allá de eso, desde la ACP también han recordado la importancia que tiene el sector de la construcción en Málaga, dado que tiene a más de 50.000 trabajadores y llega a englobar unas 4.000 empresas. Mencionando que el sector «será pieza esencial para la recuperación, si se articulan con urgencia las medidas suficientes.» Incluso, llegan a afirmar que en el caso de contabilizar los empleos inducidos en industrias auxiliares y actividades adyacentes, los números se duplican.

«Por otro lado, no debemos olvidar que, la aportación del sector a las arcas públicas, es fundamental para mantener nuestro sistema de bienestar, ya que el 51% del dinero que mueve la construcción, se ingresa a la administración, vía impuestos directos e indirectos.» Afirman desde dentro del sector.

Por todo ello, el presidente de la asociación, Juan Manuel Rosillo, recalcó que es prioritario «Mantener el empleo y las aportaciones a la sociedad, por lo que se hace obligado establecer medidas, que permitan a las empresas superar la crisis, y así, reactivarse con la mayor agilidad, en el momento que la alerta sanitaria se levante. Tenemos que adelantarnos y pensar en el día después.»

Relacionado:  Soluciones clave para mejorar la gestión de incidentes en aeropuertos

 

Las exigencias en la construcción

Tanto los constructores como los promotores malagueños solicitan tres líneas de trabajo que, según su punto de vista, son vitales.

  1. Aportar la liquidez necesaria a las empresas que afronten sus pagos a corto plazo. En este aspecto, el presidente se ha quejado del trato que ha tenido el sector frente a otros, considerándolo de discriminatorio. «Se les ha ayudado desde el minuto cero atendiendo a la fuerza mayor.» Decía sobre los otros sectores.
  2. Fomentar tanto la inversión pública como la privada. Así, la recuperación se podría conseguir con la mayor inmediatez. También solicitan un esfuerzo adicional a las administraciones locales, dirigido a la agilización de los expedientes de licencias en tramitación. Piden a los Ayuntamientos que «aprovechen esta parada de atención al público para destinar todos los equipos humanos a estas áreas, para que estos días se traduzcan en expedientes resueltos».
  3. Apostar por las familias. «Nuestros equipos y sus familias, son el principal valor de las empresas y debemos garantizar sus puestos de trabajo, para que esto no derive en una emergencia social.» Declaraba el presidente. Y en el mismo aspecto, también recordó que las agilizaciones planteadas ayudarán a aquellas familias que compraron su vivienda y están a la espera de que se les entregue, «para evitarles retrasos que supondrían sobrecostes en alquiler adicionales».

construcción

COMPARTIR