Desde que se decretó el estado de alarma el pasado 14 de marzo a causa del COVID19 hasta hoy, se han producido un largo historial de ERTEs que han tenido una gran repercusión dentro de los sectores industriales catalanes. Según los datos recogidos por CCOO Catalunya, de 964 empresas con las que han trabajado, un 73% había aplicado un ERTE. Los cuales se han dividido de la siguiente manera por sectores:

  1. Metal cuenta con 370 que han aplicado un ERTE.
  2. Automoción cuenta con 194 empresas.
  3. Química con 175 empresas con ERTEs.
  4. Téxtil, con 86 empresas que han aplicado un ERTE.

 

La distribución por territorios más afectados por el COVID19

En lo que se refiere a territorios, la gran mayoría de población afectada se centra en el territorio del Barcelonés, donde cuentan con hasta 261 empresas que se han visto obligadas a tomar algún tipo de medida para afrontar la situación. Al Barcelonés le siguen los territorios de: Baix Llobregat, Alt Penedès, Anoia i Garraf, que juntos tienen a 238 empresas aplicando ERTEs. Más abajo encontramos a las siguientes comarcas:

  • El vallés Occidental y la Cataluña Central, con 159 empresas.
  • El Vallés Oriental, Maresme y Osona, con 114 empresas.
  • La provincia de Lleida, con 77 empresas.
  • La provincia de Lleida con 45 empresas.
Relacionado:  El 25% de la electricidad que consuma 3M será renovable

Habrá que ver como evoluciona todo esto y en que situación acaba. Puesto que tal y como informamos recientemente en este medio, los despidos a nivel estatal han llegado a niveles históricos y eso que los ERTEs no se contabilizan dentro del registro de despidos.

 

La actuación de CCOO Catalunya

Desde el sindicato de empresas de la comunidad autónoma de Catalana ya se han puesto en marcha para contactar con las empresas para presentarles iniciativas para que puedan actuar ante esta inestable situación. Además, están poniendo a disposición varias de las tecnologías de algunas empresas para producir equipos de protección individual al personal sanitario y respiradores para dar respuesta a las necesidades que tiene la sanidad en su lucha ante el COVID19.

COVID 19

COMPARTIR