Esri es una compañía especialista en Sistemas de Información Geográfica (GIS). Y en estos tiempos de lucha ante la COVID-19, ha creado una plataforma de GeoVoluntarios. Mientras me encuentro escribiendo estas líneas, ya hay más de 500 participantes de forma altruista en la iniciativa. Principalmente, la iniciativa se basa en conectar a profesionales en gestión y análisis de datos geográficos con empresas y administraciones públicas.

Todos los participantes del programa están ya conectados con las entidades implicadas en la gestión de la pandemia con el fin de detectar los retos más urgentes. A priori, las funciones de los voluntarios son contactar con los medios de comunicación para informar o con organismos de emergencia encargados de atender a personas vulnerables. 

El proceso se basa en que, una vez han encontrado una necesidad, los voluntarios se organizan por equipos para resolver el problema. Para ello, pueden generar todo tipo de soluciones: capas y análisis de datos abiertos, desarrollo de aplicaciones con usos como la identificación de zonas desinfectadas, al igual que con cuadros de mando que recopilan información clave para la toma de decisiones.

Relacionado:  Aurika International y SENS construirán parques fotovoltaícos en Almería

De tal manera que los voluntarios ya están en el punto de prestar apoyo a diferentes entidades para que dispongan de un cuadro de mando que muestre qué barrios presentan un mayor riesgo de propagación de la COVID-19. Al igual que hacen accesibles diferentes capas de información difíciles de encontrar, como la localización de supermercados, farmacias o puestos de Cruz Roja.

A todo esto, uno de los desafíos más importantes es la desinformación. Más allá le siguen: la alarma de la población, la reubicación de colectivos vulnerables y la saturación de las líneas telefónicas de atención, entre otros.

 

Las soluciones tecnológicas ante el COVID-19

Cabe destacar que, como medida excepcional en la situación de emergencia, ESRI ha cedido de forma temporal su tecnología a las administraciones públicas y compañías que lo requieran. 

Al igual que proporciona capas de datos sociodemográficos ya tratadas con más de 750 variables para España y 1.200 a nivel mundial, que permitirán analizar cuestiones relacionadas con el diagnóstico, planificación, gestión y mejora de la situación.

COVID-19

COMPARTIR