Desde FEDEME, la patronal andaluza de la industria del metal, han solicitado a la Junta andaluza que introduzcan ocho sectores dentro de las actividades esenciales en el estado de alarma para que continúen con la actividad. Estos ocho sectores son los siguientes:

  • Aeronáutica.
  • Minería metálica.
  • Fabricación de bienes de equipo.
  • Metal-mecánica.
  • Estructuras.
  • Elevación.
  • Fabricantes de segunda base.
  • Montajes de grandes estructuras.

 

El más duro al respecto ha sido Carlos Jacinto, director gerente de FEDEME. Que ha criticado duramente al Gobierno Central, llegando a declarar que han sido incompetentes a la hora de actuar: «Anuncia un sábado el cierre total en España sin aclarar servicios esenciales y que nos tiene esperando hasta casi la medianoche del domingo para facilitarnos el listado. Dos días después publica un tweet el Ministerio de Industria anunciando que las empresas cuya para obligatoria les puede generar graves daños o imposibilitar su nueva puesta en producción podrán mantener una actividad mínima las empresas. Cuantificar ese daño es difícil y además es muy relativo. La improvisación es absoluta y demuestra el escaso conocimiento que tiene el Gobierno de Pedro Sánchez del sistema productivo español.»

 

Las críticas de FEDEME ante el gobierno

A esto, se le debe sumar que ahora el Ministerio de Industria aclara ahora que pueden mantener su labor las actividades de importación y exportación de todo tipo de productos, bienes y materiales «en la medida en que se configuran como clave del abastecimiento o del cumplimiento de compromisos de contratos internacionales«. Por lo que, Carlos Jacinto especifica que: «por esa regla de tres, podrían seguir con su actividad UMI aeronáutica, Metal improvement, Aernnova e Inespasa, dentro de las aeronáuticas; Robles Eleser, MacPuarsa e Hidral, en el sector de elevación: Cidepa en motoreductores; Jimeca como fabricante de segunda fase; RGD MAP, dentro los fabricantes de bienes d equipo o Eucomsa, como empresa de estructuras metálicas , que tienen contratos internacionales.»

Relacionado:  Saunier Duval lanza una nueva campaña de InstalXPERT

Por lo que, la valoración del director general de FENEME, es: «la aclaración del Ministerio de Industria llega tarde y mal porque muchas industrias ya han incurrido en importantes gastos al cerrar. Además, eso te obliga a enfrentarte a los sindicatos, y ahí vemos la mano de Podemos, porque si eres una empresa que exporta tienes que ponerte a discutir qué producto es para un pedido internacional y cuál no. Esta falta de criterio del Gobierno central a la hora de ordenar el cierre total sólo provocará un mayor emprobrecimiento económico, por lo que pedimos a Juanma Moreno que defienda la industria andaluza, como están haciendo los vascos y asturianos, donde ya se está anunciando que continuarán todas las empresas que exportan.»

fedeme

COMPARTIR