Desde la Asociación de Fabricantes de Material Eléctrico, abreviada en AFME, han contactado con las empresas para realizar una encuesta. Encuesta que se basa en conseguir determinar el impacto que se vive con la crisis que está provocando el COVID-19. 

Sobre esa encuesta, desde la Asociación de las empresas eléctricas, han comentado lo siguiente: “Si bien estamos en un momento inicial y algunos efectos no han tenido tiempo de salir a la luz, ya se han empezado a notar en aspectos como, por ejemplo, la falta de suministros o la caída en las expectativas de ventas.”

 

¿Qué pasa con el empleo del sector del material eléctrico?

Uno de los puntos más importantes a descubrir y que más incertidumbre crea es que va a pasar con el empleo. Hasta la fecha, el 91,5% de las empresas del sector de material eléctrico no han solicitado o se encuentran pendientes de solicitar un ERTE. Dejando en tan solo un 7% las empresas que están pendientes de solicitarlo. Por lo que podemos decir, que a gran escala, el empleo se está manteniendo.

En lo referente al personal que sigue trabajando, la gran mayoría de las empresas ha actuado siguiendo lo pedido por el gobierno: instalar el teletrabajo. Actualmente, hay ya un 94,4% de las empresas que están teletrabajando. Por parte de AFME también han declarado que existe una “percepción generalizada de que se tienen que implantar medidas para ayudar a soportar lo mejor posible la situación actual.”

Por otra parte, también cabe mencionar que un 25,4% de los socios de la Asociación de Fabricantes de Material Eléctrico ha mencionado que está teniendo problemas con los cobros. Por lo que, desde AFME han declarado lo siguiente: “Aprovechamos para apoyar a la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad (PMcM), en su petición al Gobierno de que las Administraciones Públicas paguen las facturas del mes en curso y las facturas pendientes de pago de meses anteriores. Con ello se inyectaría liquidez en la economía por valor de 14.000 millones de euros y sin incrementar la deuda pública.”

Desde el otro lado, un 91,5% dice no haber sufrido problemas con la tesorería ni con los pagos. Y en cuanto a las medidas económicas que se podrían aplicar, desde AFME, consideran vitales las siguientes:

  • Aplazamiento del pago de impuestos: 90,1 % de las empresas.
  • Aplazamiento del pago a la Seguridad Social: 87,3 %.
  • ERTE exprés: 83,1 %.
  • Préstamos a cero interés: 73,2 %.
Relacionado:  Cirprotec nombra a Yolanda Barba como nueva responsable de ventas para España y Portugal

¿Y la producción de las empresas?

Este es seguramente, de forma totalmente lógica, el dato más preocupante y que puede acabar dando más consecuencias. Hasta un 47,9% de las empresas encuestadas han mencionado que su nivel de producción actual es menor al que registraban anteriormente. Mientras que un 39,4% afirma que lo sigue manteniendo, un 7% se niega a responder a dicha pregunta; y, de forma curiosa, un 5,6% ha afirmado que está logrando una producción mayor.

Otro de los problemas que han mencionado desde la asociación es que los problemas con los aprovisionamientos están empezando a llegar. A lo que se le debe sumar que un 31% dice que la falta de suministro de sus proveedores está afectando a su actividad. Mientras, que hasta el momento de escribir estas líneas, hay un 66,2% que no se ve metido en este problema.

De forma obvia con la actual situación, las ventas seguramente vayan a caer en picado. Y así lo ha mostrado un 63,4% de las empresas, que esperan no llegar a los números previstos. De forma paralela, un 26,9% cree que se va a mantener igual y un 7% espera incluso mejores resultados. Apoyando el dato de la mayoría, encontramos que un 25% de las empresas ya han sufrido cancelaciones en sus ventas.

material eléctrico

COMPARTIR