Recientemente os estuvimos hablando del nuevo estatuto de la industria electrointensiva. Y dentro del anteproyecto se incluye la creación de un Fondo de Reserva de Garantías para que consumidores electrointensivos suscriban contratos de compraventa de energía a medio y largo plazo. Además de fijarse un plazo a tres años vista donde se debe formalizar la dotación inicial del fondo con una cuantía mínima de 200 millones de euros.

Este Fondo de Reservas de Garantías se ha creado como un mecanismo de cobertura para el impulso de los contratos de compraventa de energía a largo plazo. Con esto se va a tener en cuenta el objetivo de abaratar los costes energéticos de los grandes consumidores. Además de incluirse dentro de las medidas que se plantea en el gobierno para ayudar a la gran industria a rebajar su factura energética.

En lo referente a la inversión inicial de 200 millones para la industria electrointensiva, esta será la base de los 600 millones -como máximo- que se esperan en los tres años. Dicha inversión será revisada por la Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación (CESCE). Una vez gestionados estos tres primeros años, serán los mismos Presupuestos generales del Estado, los que determinarán las cantidades máximas a cubrir año a año.

Relacionado:  Sinalytics, el Smart Software que está mejorando la red eléctrica de Dinamarca

Para conseguir recopilar los mencionados primeros 200 millones, se van a sacar a través de reasignaciones de diferentes fondos o créditos existentes por parte del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.

 

El análisis de la inversión para la industria electrointensiva por parte de CNMC

Desde la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) realizó un informe donde se tenía en cuenta el análisis de la propuesta realizada por el Ministerio para la transición ecológica y el Reto demográfico, por lo que se actualizan los parámetros retributivos aplicables a determinadas instalaciones de producción de energía eléctrica. 

La nueva norma actualiza los parámetros con los que se retribuye a cerca de 64.000 instalaciones productoras de electricidad. Y será actualizada entre el período que compone el 1 de enero de 2020 y el 31 de diciembre de 2025.

Finalmente, en el informe de la CNMC destaca que es positivo que la revisión tenga en cuenta las desviaciones en los precios del mercado mayorista. Además, recomienda detallar la metodología del cálculo de los costes asociados al combustible y a los derechos de emisión. Además que se debe considerar que se deben revisar los porcentajes trimestrales de las horas equivalentes de funcionamiento de la tecnología fotovoltaíca.

industria electrointensiva

COMPARTIR