En la universidad de Nueva Gales del Sur, tres estudiantes se juntaron para realizar un estudio. Hecho que sería muy común en todas las universidades si no fuera por el desenlace que está teniendo. Ya que tras realizar un estudio por el hidrógeno renovable, están creando una start-up.

El estudio de estos tres compañeros se trata del desarrollo de aguas residuales producidas en el proceso de fabricación de cerveza en hidrógeno renovable. Y tras ver que la idea puede llegar a considerarse un gran éxito, han creado la start-up denominada switchH2.

Khushal Polepalle es uno de los cofundadores de dicha start-up, ha comentado el proceso de su estudio en el portal de energía australiano reneweconomyEn esta entrevista, en primer lugar comentó el éxito que está teniendo la tecnología a pequeña escala, donde incluyen una prueba de esfuerzo del concepto. Además de que su fase actual se centra en encontrar socios con los que puedan ampliar la tecnología y así comercializar el proceso de producción de hidrógeno a gran escala.

Por otra parte, Constantine Tsounis, uno de sus compañeros, ha declarado lo siguiente: “El hidrógeno tiene un enorme potencial para cambiar por completo nuestra dependencia de los combustibles fósiles. No solo es un portador de energía de cero emisiones, sus aplicaciones son amplias y variadas. Simplemente estamos raspando la punta del iceberg con su potencial.”

Hasta hace poco tiempo, el problema en un país como Australia ha sido como crear hidrógeno rentable y que a la vez sea capaz de minimizar el C02. Esto en Australia tiene más valor por sus problemas de escasez de agua. “Al utilizar las aguas residuales, estamos abriendo oportunidades para aumentar la rentabilidad general y la sostenibilidad en nuestros mercados objetivo. Concluía Tsounis.

Relacionado:  Los problemas que afectan al sector del autoconsumo eléctrico en España

Las cervezeras, las principales beneficiadas del nuevo hidrógeno

Por el momento, el principal público objetivo de la start-up son las cervezeras, dado que presentan una mezcla ideal como fuente de aguas residuales y como proceso de elaboración en el que el hidrógeno se puede utilizar como fuente de calor y electricidad.

Según la opinión de los creadores de SwitcH2, la tecnología que han creado es una tecnología versátil y que es capaz de funcionar con cualquier fuente de aguas residuales. También afirman que funcionar con cualquier fuente de aguas residuales. De tal manera que producen suficiente hidrógeno con el que ahorrar más de un millón de dólares en costos de electricidad y evitar hasta 3.000 toneladas de emisiones de gases de efecto invernadero.

hidrógeno

COMPARTIR