A lo largo del 2019, la energía nuclear fue la encargada de generar el 22,6% de la electricidad generada en España. Además, según un informe de la Sociedad Nuclear Española, llegó a aportar al sistema un 37% de la electricidad libre de emisiones. 

Por lo que, según los datos que se aportaron en la jornada «Las centrales nucleares en 2019», la energía nuclear por noveno año consecutivo fue la que lideró la energía libre de emisiones de CO2 en España. Energía que, con la suma de las renovables y la nuclear, supone un 61,6% del total de energía que se emite en España. Según los datos que aportan desde Red Eléctrica de España, la energía nuclear contribuyó a la aportación de electricidad estable, al operar en base.

En cuanto a este tipo de energía, representa una potencia instalada del 6,55% del total. Con ese 6,55% cubrió 55,8 TWh de los 247 TWh que demandó España durante el año 2019. Demanda que disminuyó respecto a la del ejercicio anterior.

Estos datos fueron presentados por Javier Guerra, presidente de la Sociedad Nuclear Española. El presidente también comentó que fue la fuente de energía que más horas del año estuvo operando, con un 89,5 por ciento de las horas del 2019. O lo que es lo mismo, 7.846 horas de funcionamiento.

Javier Guerra defiende la continuidad de la energía nuclear

Siguiendo en esta línea, el presidente ha defendido la continuidad a largo plazo del parque nuclear español, al igual que a los profesionales de la SNE. Siguiendo con una reclamación del sector para que realicen una evaluación «objetiva y serena del papel de todas las fuentes energéticas y su aportación al Plan Nacional Integrado de Energía y Clima». Resaltando también que los objetivos son inalcanzables en el caso de no contar con la fuente energética que «más contribuye en la actualidad a una generación de electricidad libre de emisiones».

Por otra parte, Javier Guerra también se ha posicionado a favor de las altas capacidades, la tecnología y la experiencia de la industria, sumado a una formación de los profesionales. Dado que considera que «Juntos generan un excelente funcionamiento del parque nuclear año tras año.»

Para respaldar esa afirmación, se ha basado en que durante 30 años, el esfuerzo por mantenerse actualizado en el sector ha sido reconocido a nivel mundial. Muestra de ello es que las centrales nucleares se mantienen en en las primeras posiciones de referencias internacionales como son los indicadores de la World Association of Nuclear Operator (WANO). Por ejemplo, en dicho indicador, la central nuclear Almaraz I en 2018 fue premiada como la más segura en toda Europa.

Relacionado:  ABB suministrará transformadores especiales para los mayores aerogeneradores del mundo

Siguiendo defendiendo su posición, afirmó que  la operación de las centrales nucleares más allá de los 40 años, hasta los 60 años, va a suponer una producción de 1.200.000 millones de kWh. Para entender la magnitud: es el consumo de toda España durante cuatro años. Con esto, ahorrarían la emisión a la atmósfera de más de 800 millones de toneladas de CO2. Además de reducir la dependencia energética del exterior. O de cumplir con el Acuerdo de París en 2015.

energía nuclear

COMPARTIR