La Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico (Aedive) ha sacado las previsiones de venta para este año de los coches eléctricos. Según ellos, a fin de año habrán alrededor de 65.000 unidades de matriculaciones de vehículos eléctricos. Este dato supondrá un más que notable incremento, concretamente del 170%, respecto a 2019.

Siguiendo con los datos que ha proporcionado Aedive, no se espera que hasta 2023 se supere la barrera de las 100.000 matriculaciones. En ese mismo año, según la predicción, se venderían 120.000 unidades de coches eléctricos. Dato que superaría en un 26% al registro que -supuestamente- tendremos en 2022 y en un 84% respecto a la previsión que se tiene de este mismo año.

Con el análisis en mano, es de esperar que la evolución de las matriculaciones siga creciendo en vista a 2029. Año en el que se superará el millón de unidades vendidas, con 1,1 millón de unidades. Creciendo de nuevo en 2030 con 1,28 millones de coches eléctricos matriculados. Aunque, como es lógica, el porcentaje de crecimiento irá disminuyendo y para llegar a a cifra de 1,5 millones deberemos esperar a 2040.

Todo esto significará un gran cambio en lo que viene a ser el mercado de los vehículos. De tal forma que si en 2020 el porcentaje de venta será un 4% por parte de los eléctricos, en 2040 llegará al 87%.

Según Aedive, se contempla que el parque de coches eléctricos de España pasará de 45.000 en 2019 a 110.000 en 2020. Más redundante será en 2040, donde el volumen alcanzará las 7,91 millones de unidades. Momento en el que habrán más de 26 millones de unidades de circulación.

La reducción del IVA para propulsar los coches eléctricos

Según Arturo Pérez de Lucia, el director general de Aedive, confirmo que se va a rebajar el IVA con el fin de promover la compra de estos vehículos. “Lo valoro positivamente por cuanto ello significa respecto a que el Gobierno trabaja en una reforma fiscal verde que incentive la compra de vehículos eléctricos.”

Aún así, el mismo Perez de Lucia indico que en el caso de alquilar un vehículo eléctrico, es necesario bonificar el 100% del IVA. Al igual que con el renting. Y puso sobre la mesa la propuesta de la liberalización de amortización de las inversiones en vehículos eléctricos en el impuesto de sociedades.

Relacionado:  INFOGRAFÍA // Los accidentes laborales y sus consecuencias en el sector eléctrico

Finalmente, también se decantó por implementar deducciones ambientales del 8% en el impuesto de sociedades para aquellas empresas que acometan inversiones en bienes del activo material destinadas a la protección del medio ambiente.

El segundo plan de moves

El directivo también dio hincapié en que el Instituto para la diversificación y Ahorro de Energía (IDAE), se encuentra trabajando de forma activa en el desarrollo del segundo plan de moves. Plan en el que el gobierno ya ha confirmado una dotación presupuestaria de 65 millones, lo que tiene un aumento del 40% al anterior.

De forma que calificó como “fundamental” que dentro del nuevo programa se elimine a obligatoriedad de achatarrar un vehículo antiguo para poder recibir la ayuda a la compra de un automóvil eléctrico. Siguiendo con esto, también se puso de parte de que el nuevo plan eleve el precio límite fijado para la compra del vehículo. “Ahora mismo solo beneficia a vehículos eléctricos con poca autonomía.” Afirmaba Perez de Lucia. Si eso no resulta posible, que se permita que el modelo más económico de cada marca pueda acceder a las ayudas.

Los siguientes puntos que reclamo fueron:

  • Mayor agilidad en la gestión de trámites.
  • El solicitante sea siempre el beneficiario de la ayuda.
  • Unificar los formularios de solicitud.
  • Agilizar la operativa de envío de solicitudes.

Finalmente, acabo mostrando su protesta ante las etiquetas medioambientales, según él obsoletas. “Las tecnologías más perjudicadas son aquellas más ecoeficientes, cuando las etiquetas tendrían que ser, precisamente, un catalizador de estas tecnologías.” 

coches eléctricos

COMPARTIR