La empresa de telecomunicaciones Cisco ha realizado un estudio llamado Digital Readiness Index 2019. Este estudio se basa en la evaluación de la preparación digital de 141 países de todo el mundo. Para ello, se analizan siete indicadores y se clasifica cada país en cuatro etapas según su puntuación, de menor a mayor:

  • Activate.
  • Accelerate Low.
  • Accelerate High.
  • Amplify.

Según el índice Digital Readiness Index 2019, el país español está situado en el puesto 26 con con 15,74 puntos sobre 25. Este dato se sitúa bastante superior a la media global, que está en 11,95 puntos. En cuanto a lo que significa la etapa «Accelerate High», Singapur encabeza la lista, gracias a sus 20,26 puntos. A Singapur le siguen Luxemburgo con (19,54 puntos) y Estados Unidos (19,03 puntos). La otra cara de la moneda, la del peor registro, la tiene Chad, con 4,32 puntos.

Del estudio, también podemos sacar otros datos. Como que Dinamarca, Países Bajos, Suiza, Islandia y Singapur son los cinco primeros países en infraestructura tecnológica. Al igual que también podemos apreciar una más que importante brecha digital en el continente europeo. Dato que obtenemos al contemplar que los países del norte y de la zona occidental tienen una puntuación mucho más alta que los del este y el sur del continente.

No hay que olvidar que aunque el estudio mide la infraestructura tecnológica, la tecnología por sí sola no es suficiente. Por lo que también se analizan las necesidades humanas y básicas, como pueden ser el desarrollo de habilidades, entornos empresariales favorables y de start-ups, así como inversiones públicas y privadas en innovación.

Relacionado:  Osram rediseña el packaging de sus soluciones de automoción

¿Cómo se realiza el estudio de preparación digital?

Las puntuaciones se basan en siete dimensiones analizadas. Dimensiones que son clave en la preparación digital de un país: necesidades básicas, capital humano, infraestructura tecnológica, facilidad para hacer negocios, inversión empresarial pública y privada, adopción tecnológica y entorno de start-ups.

Las tres primeras son las más importantes a la hora de la preparación digital. Ya que mejorar en estos ámbitos tienen un mayor impacto. Siendo el capital humano la base clave en todas las etapas de preparación digital para crear una fuerza laboral capaz de crear y utilizar tecnología, además de desarrollar habilidades en áreas emergentes. Aunque tampoco se debe obviar que en el informe se desvela una fuerte correlación entre la preparación digital y otros indicadores de desempeño, como por ejemplo el PIB.

En cuanto a los mencionados siete indicadores, el informe sitúa a cada país en una etapa. Los que obtienen menor puntuación, se encuentran en «Activate». En esta etapa, se benefician de mejoras en necesidades básicas y desarrollo de capital humano. En el otro lado, los más avanzados se sitúan en la etapa «Amify». En este caso, – obtienen una buena puntuación en necesidades básicas y en facilidad para hacer negocios y deben seguir interviniendo en esas dimensiones para mantener su posición.

preparación digital

COMPARTIR