La patronal del sector del metal no ha recibido con buenos ojos la propuesta inicial de los sindicatos mayoritarios. Propuesta que se basaba en subir el 3% el salario. Y desde la patronal la han calificado de «disparate». ¿El motivo? La consideran inasequible. Así lo ha mostrado Esteban Pérez, vicepresidente de la patronal, que ha declarado lo siguiente: «el coste sería de tal magnitud que resulta totalmente inasumible para cualquier empresa.»

Con lo que llegados a esta situación, desde la Federación de Empresarios del Metal (Femebur), han adelantado que no van a aceptar las exigencias que han puesto sobre la mesa CCOO y UGT.

Este plantón no se debe tan solo al querer subir el salario. Sino que los sindicatos pretenden reducir la jornada laboral a 1.712 horas anuales. Esta reducción es bastante significativa en cuanto a la jornada actual, ubicada en: 1.722 horas para los contratos a jornada continua y las 1.736 horas a jornada partida.

 

¿Es posible llegar a una solución adecuada para todos en el sector del metal?

Estos dos puntos mencionados son las grandes diferencias que se encuentran en la negociación y sumergen al sector en una clara incertidumbre. Sector del cual hasta 20.000 trabajadores dependen. Aún así, desde la patronal han querido dejar claro que el margen de negociación actual es muy estrecho. «En algunos momentos hemos acudido a los sindicatos para renegociar las condiciones en casos de necesidad y se han remitido a lo que acordamos en el convenio. Ahora el margen es más estrecho.»

Hablando del nuevo convenio, Esteban Pérez destacó la situación que viven en Burgos. Donde comparando con el resto de provincias del estado español, «tenemos una de las jornadas más bajas de toda España y salarios más altos que la mayoría.» Incluso recordando que el convenio de Burgos está muy por encima del convenio estatal que se firmó en 2019.

Relacionado:  VALENA NEXT, la serie de mecanismos conectados más innovadora del mercado

Es por eso, y dado que no ve mucho futuro a este problema, el vicepresidente tiene intención de firmar un acuerdo a medio plazo -tres, cuatro años- y que traiga una paz momentánea. 

FEDEME solicita ayuda para mantener el empleo del metal en Sevilla
Foto: La Voz de Galicia
COMPARTIR