La Asociación Española de Normalización y Certificación (AENOR) ha repartido dos nuevas certificaciones a Atlantic Copper. En esta ocasión se trata de las certificaciones UNE-ISO 55001 sobre Gestión de Activos y la UNE 19601 de Sistemas de Gestión de Compliance Penal. Certificaciones que premian el gran trabajo de los dos departamentos de la compañía de metalurgia.

 

Atlantic Copper y su cuidado en los procesos

La certificación UNE-ISO 55001 significa el máximo galardón a nivel internacional para el departamento de Gestión de Activos. En esta certificación se premia la buena gestión de los activos físicos que participan en la la producción de cátodos y ánodos de cobre, a partir de concentrado de cobre; de ácido sulfúrico, a partir de gases metalúrgicos; de silicato de hierro y yeso y de la generación de electricidad.

Por lo que con esto, la certificación certifica la cultura proactiva de mejora continua de los equipos de trabajo. Ya que se constituye un reconocimiento al diseño, uso y mantenimiento  que la compañía metalúrgica otorga a los distintos procesos.

También cabe destacar que este sistema de gestión permite a Atlantic Copper gestionar de forma eficaz y eficiente el ciclo de vida completo de sus activos. Por lo que con esto se pretende lograr el máximo rendimiento posible en aspectos prioritarios de su estrategia. Así como son la seguridad, el medio ambiente, la sostenibilidad, el consumo energético, la productividad y la calidad de sus productos.

Relacionado:  Volkswagen y Nissan, en busca de las baterías reutilizables

 

Atlantic Copper y la lucha ante los délitos

La otra certificación, que se trata de  la certificación UNE 19601 de Sistemas de Gestión de Compliance Penal, fue valorada por parte de AENOR de forma muy positiva por la implantación en su organización. Natalia Pérez, directora de Asuntos Legales de Atlantic Copper, lo destacó con las siguientes declaraciones:  “En las diferentes sesiones con las distintas áreas de la empresa hemos realizado una revisión muy profunda del modelo y, en especial, de los controles recogidos en nuestra matriz de riesgos”

Esta certificación va a servir a la empresa para aplicar una serie de medidas que podrán ser utilizadas para implementar controles con los que mejorar su capacidad para prevenir y detectar delitos. Para obtener dicha certificación, la compañía de Atlantic Copper tuvo que pasar por dos etapas. En la primera, se evaluó su diseño del  Sistema de Gestión de Compliance. Y en la segunda, la verificación de la implantación en su organización.

Atlantic Cooper

COMPARTIR