A lo largo del 2018 y el 2019, el volumen de negocio procedente de la prestación de servicios de mantenimiento técnico de edificios e instalaciones ha seguido aumentando. Hasta tal punto que dio una facturación al mercado español de 8.475 millones de euros en 2018 y de 8.640 millones en 2019. Según los datos que recogió el Observatorio sectorial DBK.

Por lo que según los datos que podemos extraer del análisis, a lo largo del 2018 el crecimiento fue de un 3% y a lo largo del 2019 un 1,9%. Adentrándonos más en el mercado, observamos que el segmento de mantenimiento de edificios significó un 58% de esos datos. Representados en 4.980 millones de euros, cifra un 1,5% más alta que el anterior registro. Por otra parte, la facturación en el segmento de industria, energía y otras instalaciones volvió a mostrar un mayor dinamismo. Ya que aumentó, representando el 42% restante, trasladó sus números en 3.660 millones y un crecimiento del 2,5%.

Dentro de los servicios de mantenimiento

Si nos adentramos en los tipos de servicios, el mantenimiento de ascensores abarcó el 22% del mercado. Seguido de la maquinaria industrial, con un 19%, y las instalaciones eléctricas y el alumbrado con un 18%. Más abajo estuvo la climatización, que se quedó en un 14% respecto a los ingresos.

Relacionado:  Siber ofrece dos jornadas técnicas en Sevilla sobre ventilación eficiente en EECN

Hay que tener en cuenta que el sector reúne hasta 6.400 empresas. La gran mayoría son de pequeño y mediado tamaño, contando con un ámbito de actuación local o regional. Y centran hasta 145.000 trabajadores. Lo que significa que cada empresa da una media de 23 empleados.

Los principales operadores se identifican en compañías de instalaciones y montajes. Donde entran: grupos multiservicios, especializados en la prestación de servicios auxiliares a empresas, que prestan el servicio de mantenimiento técnico junto con una amplia variedad de servicios; y fabricantes e instaladores de ascensores, que realizan el mantenimiento de los equipos instalados.

Por otra parte, las principales empresas siguen ampliando su reparto de servicios. Ya sea dentro o fuera del sector. Con lo que así se atiende la creciente demanda de ofertas globales que unifiquen los principales servicios auxiliares en un único proveedor.

Finalmente, el sector está registrando un creciente grado de concentración de la actividad en los principales operadores. Puesto que los cinco primeros llegaron a amasar una cuota de mercado del 17% en 2018. Este porcentaje llega a ascender al 26% en los diez primeros.

COMPARTIR