En un estudio realizado por McKinsey & Company, se calcula que cerca del 30 por ciento del 60 por ciento de las tareas de los profesionales podrían llegar a ser automatizadas. Aunque eso no quiere decir que todos los trabajos puedan estar bajo la vista de cambios. Ya que hay actividades que están más en peligro que otras. Como podría ser el caso de teleoperadores o asesores, al revés que otros como la construcción o la enfermería.

También hay que tener en cuenta que esta inevitable robotización de los trabajos no significa que estos vayan a desaparecer. Sinos que se van a redifinir. Es decir, que las tareas repetitivas se van a a automatizar. Por lo que se llevarán a cabo diferentes tareas entre sí y los trabajadores deberán ampliar su repertorio de habilidades. Teniendo así que adaptarse al mercado y un continuo avance y desarrollo del trabajo.

La construcción o los artistas no están en peligro

Tampoco hay que olvidar que hay trabajos que siempre van a necesitar de la presencia humana y sus capacidades. Un ejemplo podría ser el de un fontanero. Ninguna redifinición de su trabajo evitará que él sea necesario para conseguir la localización de tuberías metálicas. Al igual que sucede con los profesionales ligados a la construcción. Sobretodo en este gremio, ya que cada vez son más demandados a causa de la escasez actual tras la sufrida crisis o la poca cualificación en el sector.

Relacionado:  CIRCUTOR participará en la feria Hannover Messe 2019, del 1 al 5 de abril en Hannover (Alemania)

En esta suma de trabajos que no se van a ver afectados encontramos los que están relacionados con la creatividad. Los artistas, científicos o desarrolladores de negocios no ven amenazados sus empleos. Puesto que en sus posiciones de trabajo son vitales el pensamiento e ingenio humano. Al igual que los que requieren una cercana relación entre cliente y trabajador, como podría ser la enfermería.

Finalmente, debemos sumar un grupo de trabajo no amenazados. Que son los que a lo largo de su acción de trabajo pueden sufrir imprevistos o cambios, que obligan a tomar decisiones al instante. En este caso podríamos volver a hablar de la construcción.

construcción

 

COMPARTIR