Desde Habitissimo, han sacado el Informe anual del mercado de la reforma y la reparación. En este informe, en el que se recogen las principales actividades que desarrollan los profesionales de la construcción, las empresas y autónomos dedicados a la instalación se han situado en el tercer lugar. 

Ocupando las primeras plazas de este particular podio encontramos las empresas dedicadas a las reformas de viviendas y las que centran su actividad en oficios tradicionales. Por ejemplo, pintores, yeseros o carpienteros.

Para realizar el estudio, los investigadores se han basado en las cifras extraídas en el informe de Cyfras Prime, del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. En este, se ve reflejado como el sector de la construcción ha llegado a generar 1.100.000 puestos de trabajo, con una variación anual de 2,77 puntos. De tal manera que ya llega a pisar muy de cerca los talones al sector de servicios en cuanto a creación de empleos.

Las empresas en el sector de la construcción

Por la estructura que abarca el sector de construcción, tal y como señalan desde Habitissimo, da pie a la configuración de compañías más pequeñas, si lo comparamos con el sector de servicios o la industria. En números, esto significa que en la construcción el 54% son autónomos, el 25% es propietario de una microempresa y el 6% tiene una pequeña empresa. Datos que favorecen a esta creación de empleo.

Relacionado:  Coín alcanza ahorros energéticos del 70% con placas solares para agua caliente sanitaria

En cuanto a la tipología de empresas, si tenemos en cuenta el género de empresarios, podemos observar tras los datos recogidos por Habitissimo, que el 91% de los autónomos son hombres, dejando a las mujeres en tan solo un 9%. Esta situación se ve algo revertida en cuanto a los empresarios que poseen una microempresa o pequeña empresa, donde las mujeres las lideran en un 35% de los casos mientras que los hombres en un 31%.

Finalmente, con los datos recogidos en el informe, podemos observar como en 2019 las empresas se han incrementado un 31% respecto a 2018. Este incremento se ve ligado al aumento de las transacciones de compraventas de viviendas de segunda mano y al envejecimiento del parque de viviendas en España. Este último ya tiene una media de edad de 40 años.

construcción

COMPARTIR