Tras sufrir la peor parte de la crisis, Euskadi inició un proceso de recuperación de empresas que se habían perdido entre la crisis. Pero a lo largo del último año, este proceso se ha ralentizado. De tal manera que el sector de servicios y el de construcción son los únicos que siguen creciendo. Aún así, cabe destacar que gracias a las grandes empresas, el ritmo de crecimiento del empleo si sigue creciendo.

Fue el ladrillo quien se mantuvo en el centro de la crisis. Llevándose así hasta 7.700 empresas de la comunidad vasca, lo que representa cerca del 12,2% del total. De todas estas, tan solo un 5% se ha recuperado a día de hoy. Por lo que podemos observar que el número de empleos y empresas no crece al mismo tono. Ya que el nivel global de trabajadores afiliados a la Seguridad Social está cerca de romper récords desde el 2008.

El 2019 también fue la muestra de que el estado de emprendedor se agota. Según los datos recogidos por Confebask en el Ministerio de Trabajo, a final de año habían 58.958 empresas vascas inscritas. Lo que significa 305 menos que a final del año 2018. Dando así el primer curso negativo en crecimiento tras cinco años.

Relacionado:  La buena salud de las cifras de empleo en el sector de la construcción

El ciclo del sector de construcción

En el sector de la construcción toco fondo en 2013. Y una vez llegados a este punto, se inició una fase plana para consolidar una curva alcista en el último trienio. Con esto se pretendían recuperar la casi mitad del empleo que se perdió anteriormente. Ahora, el mercado inmobiliario vuelve a crecer, se levantan nuevas promociones de vivienda, dando lugar al negocio y el empleo.

También hay que tener en cuenta que como el informe de Confebask registra todas las empresas por iguales, sin tener en cuenta el tamaño, las estadísticas de empleo no coinciden con las de empresas. Dado que las mayorías que se perdieron fueron pymes, por crecimiento de otras grandes.

sector construcción
Home under construction
COMPARTIR