Desde la marca de automóviles de Ford han conectado un nuevo sistema de alerta. Este se basa en una tecnología incorporada a los vehículos conectados que informa sobre los riesgos locales. De tal forma que manda una advertencia a los conductores del vehículo anticipándose sobre los posibles peligros que se pueden encontrar tras una curva o giros.

Este sistema, también conocido como Local Hazard Information o LHI, funciona de forma autónoma. Además, los posibles riesgos solo aparecen en el salpicadero en el caso de que los peligros puedan llegar a afectar al conductor. De tal forma que en el momento que los coches que circulan delante se encuentran con situaciones como accidentes, cargas volcadas, frenazos repentinos, tormentas, inundaciones o deslizamientos repentinos, el coche trasero recibe la alerta de forma anticipada.

 

El funcionamiento de la nueva aplicación de Ford

Lo más destacado de esta nueva innovación se centra en que sus coches están conectados a través de loT, quitando así cualquier dependencia de terceros. Con esto, los sensores monitorean actividades como pueden ser el frenado de emergencia, las luces antiniebla y el control de tracción para detectar condiciones climáticas adversas. Al igual que el estado de la carretera.

Relacionado:  El contrato de suministro eléctrico del AVE exigirá por primera vez el certificado de generación renovable

Para ello, el coche proporciona actualizaciones automáticamente gracias a la conexión de forma segura de el módem FordPass Connect. Esta conexión es aplicada mediante una plataforma central basada en esa nube común operada por Here Technologies. Donde se recopila información de diversas marcas de vehículos.

Además, no hay que olvidar, que se obtiene información de la base de datos de incidentes de los organismos públicos y los informes de tráfico. Lo que acaba dando lugar a advertir sobre los vehículos que se encuentran circulando por el otro lado de la vía, los animales o peatones que te puedes encontrar enmedio de la carretera e incluso si hay obras.

COMPARTIR