La nueva década viene acompañada de un importante reto para el sector en materia de sostenibilidad. Y uno de los mayores a los que se ha enfrentado nunca. Se trata de una mayor apuesta por las energías renovables, potenciando el uso de componentes alternativos o la aplicación de aislamiento térmico. Y allí es donde entra Sto Ibérica.

La compañía, con el fin de cumplir con su lema Construir a Conciencia, se ha sumado como patrocinador al Observatorio 2030 del Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España. Afirmándose así en su compromiso por la sostenibilidad, el ahorro energético y la innovación.

Mediante esta unión pretenden incentivar la visión transversal y colaborativa en la creación de un entorno construido desde la responsabilidad. Cada uno de los actores de esta iniciativa van a compartir el mismo objetivo: La sostenibilidad de las ciudades y sus entornos. Para ello pretenderán abordar la planificación y la gestión urbana desde diferentes ámbitos estratégicos:

  • Justicia social.
  • Sostenibilidad.
  • Calidad.
  • Digitalización.
  • Seguridad.
  • Recursos.
  • Transición energética.

El 2020 será el año de inicio en que la sociedad y el sector deberán empezar a cumplir el reto con las directrices marcadas por el Gobierno Español y la Unión Europea. Para ello ambas organizaciones tienen una hoja de ruta con la que se promueve la creación de viviendas eficientes en cuanto a energía.

Por lo que tendrán que dar frente a los siguientes cambios que sufrirá el sector:

  • Potenciar el uso de energías renovables: Las placas solares o fotovoltaícas son las más típicas. Aunque dentro del hogar encontramos otras como la aerotermia, que extraen energía contenida en el aire y aporta calefacción durante el invierno, refrigeración en verano e incluso es capaz de proporcionar agua caliente.
  • Componentes alternativos: materiales sostenibles y tecnología: Conectar todos los sistemas permite el control global del edificio y un mayor ahorro energético. Aunque desde las viviendas no deben olvidar de utilizar materiales ecológicos y sostenibles. Como dato, está comprobado que por cada Kilovatio generado a través de energía fotovoltaíca, se ahorran 800 kilos de emisiones de dióxido de carbono.
  • Aislamiento térmico. Debe ser transpirable y con baja conductividad, alta resistencia térmica, fibras amortiguadoras y absorbentes de ruido, elevada resistencia al paso del calor y un buen comportamiento frente al fuego.
Relacionado:  Construcción y transporte, los sectores que más empleo crearán

Sto Ibérica y el Observatorio 2030

El fin de esta unión y el Observatorio en sí es crear un proyecto estratégico y de carácter permanente desde las administraciones públicas hasta los grupos industriales y del tercer sector. Este proyecto se centraría en el funcionamiento de las ciudades y el desarrollo de espacios urbanos más inclusivos, seguros y sostenibles.

Desde Sto Ibérica, tal y como ha apuntado su CEO (José Almagro): “La compañía mantiene su estrategia en ser líderes en el diseño de hábitats sostenibles y en la fabricación de aislamientos térmicos y ahorro energético, sumándose con este acuerdo a un centenar de entidades implicadas en el cambio y el camino hacia la construcción de ciudades sostenibles. Camino que no será posible sin transformar la forma de construir y administrar los espacios urbanos”

sta ibérica

COMPARTIR