Desde el nuevo Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma), se pretende dar un impulso al vehículo eléctrico. Para ello, pretenden utilizar a la compañía Adif, dada su capacidad para generar una gran red de puntos de recarga. 

Por su parte, la compañía ya ha instaurado un plan de negocio. Es por ello que Isabel Pardo de la Vera, la presidenta,  ya está presentando su modelo de negocio a petroleras, eléctricas, fabricantes de coches y fondos de inversión.  Aunque también se muestran abiertos a colaborar junto a Administraciones locales y autonómicas.

El objetivo actual de la empresa es crear un plan con el que se ahorraría un 10% en su factura eléctrica anual. Ahora mismo, para ello tiene una tecnología que recupera la energía de frenado de los trenes para devolverla en su red. Dicha energía sería la utilizada para las ferrolíneas. Además, ha patentado un prototipo de recarga rápida, tan solo unos 25 minutos, para los coches eléctricos.

Actualmente, el objetivo está basado en minimizar los costes de implantación. Por lo que se tiene en cuenta la entrada en estaciones de servicio de todo el país próximas a líneas ferroviarias. Ya que se busca simplificar lo máximo posible la tramitación de permisos, y un apoyo financiero que facilitaría la instalación masiva. Por tanto, con el fin de facilitar una verdadera capilaridad a la movilidad sostenible, pretenden superponer las posibilidades que ofrecen las dos grandes redes de transporte terrestre: viaria y ferroviaria.

Relacionado:  Galp en la lista de las compañías más sostenibles del mundo

La estrategia de Adif

Según los datos recogidos por Seat, actualmente España necesitaría 800.000 puntos de recarga si quiere cumplir los objetivos de ahorro de CO2 establecidos para 2040.

A día de hoy, desde la compañía manejan diversas alternativas para el desarrollo del plan de ferrolineras. Pero la estrategia elegida dependerá del esfuerzo que tenga el inversor final. Aunque desde Adif tienen claro que se testarán primeras experiencias en torno a las estaciones, esencialmente en los aparcamientos, y en la red de carreteras. Para ello, actualmente mantienen conversaciones con Saba, gestor de parkings hasta el 2023 y con el que pretenden llenar sus instalaciones de postes enchufables.

Actualmente, Adif cuenta con 1.500 localizaciones posibles que están a la espera de poder multiplicarse a través de sus alianzas mediante socios privados.

adif

COMPARTIR