Con el objetivo de mejorar la eficiencia, las empresas trabajan cada día más mediante las aplicaciones de robótica colaborativa. Hasta el punto que, entrada la industria 4.0, una de las áreas que más evoluciona es la de la robótica aplicada a la industria. Poniendo así en auge a los cobots.

Actualmente, los cobots -robots colaborativos- es uno de los sectores con mayor crecimiento dentro de la automatización industrial y no se prevé que se detengan. Según las últimas previsiones, su incremento se llegaría a multiplicar por diez. A día de hoy, tras los datos recogidos por la Federación Internacional de Robótica, en el último año las instalaciones de cobots han crecido un 23%. Según el estudio recogido por la federación, también cabe destacar que este incremente se vio favorecido por la utilización de componentes más capacitados para diferentes aplicaciones, como pinzas inteligentes, interfaces ‘plug & play’ y programación mediante demostraciones.

Los cobots, ¿el futuro de las empresas?

Aprovechando este impulso, la empresa OnRobot -especialista en soluciones de robótica colaborativa- inauguró su evento: OnRobot Cobot Summit, en su primera edición. En este encuentro se reunieron los principales actores del sector para planificar el futuro. Enrico Krog, CEO de OnRobot, explicó el producto de la siguiente manera: “La gran ventaja de los robots colaborativos es que pueden implementarse más rápido que los tradicionales y también a un coste mucho menor. Es por ello qué las inversiones para automatizar procesos utilizando cobots también son más atractivas para las pymes. Esto junto a su potencial uso para diferentes aplicaciones únicamente cambiando parte de sus componentes de forma fácil y rápida, serán factores que van a impulsar un crecimiento mucho más fuerte para la industria.”

cobots

Obviamente, en un sector como este y con la planificación del programa, el CEO de la empresa también habló sobre los planes de futuro. Donde mediante una nueva interfaz universal: One – System; planean ser más flexibles en su instalación, su programación y que puedan utilizarse para diversos usos. Además, esta nueva interfaz permite cambiar de forma rápida las herramientas de los robots industriales ligeros y los cobots. Pudiendo reprogramar su función mediante un software. “Con este dispositivo, tenemos dos objetivos: permitir a los fabricantes hacer más cosas con el mismo robot y facilitar este cambio de tarea”.

Otro punto a tratar en el evento fue la incorporación de los robots en las tareas de la empresa. Lo que obviamente crea un temor en los empleados por ser substituidos por ellos. Algo que, en cuanto a resultados y beneficios, puede resultar positivo sobre la empresa. Por ello, Enrico Krog, quiso defender el tema: Los robots se harán cargo de algunas de las tareas que actualmente realizan los seres humanos, pero esto es algo que ya ocurrió en otras revoluciones industriales que hemos tenido hace muchos años y las personas siguieron adelante y fueron cambiando su forma de hacer los trabajos. Una de las grandes ventajas de los cobots es su capacidad de aprendizaje; si automatizamos un proceso, las primeras veces se corregirán los posibles errores, y a partir de ahí cualquier robot que integremos lo hará sin errores, mientras qué si tenemos que sustituir un operario por otro, tendrá que repetir el proceso de aprendizaje. Los cobots tienen una buena tasa de retorno de la inversión inicial (ROI), lo que conlleva a una tecnología bastante rentable y, por lo tanto, muchas empresas se muestran interesadas en los aspectos financieros de los cobots para llevar a cabo con éxito la automatización y transformación digital de sus negocios.”

COMPARTIR