El último mes de diciembre no fue bueno para el sector del metal en Bizcaía. Según la Federación Vizcaína de Empresas del Metal (FVEM), ha habido una ligera desaceleración en el último trimestre de 2019.

Fue en la última rueda de prensa producida por el presidente de la FVEM, José Luis Gil, que dio a conocer los datos. En este acto ante los medios, José Luis Gil también admitió que a corto plazo la cosa no va a mejorar. Es más, en la primera mitad del año se espera que sea peor de lo anticipado anteriormente.

Aunque por otra parte, según el presidente de empresas del metal, es de esperar que la situación de un giro en el segundo semestre del 2020. En la segunda parte del año, según dijo en la rueda de prensa, prevén crear entre 500 y 1.000 empleos para acabar el año.

El informe de la Federación Vizcaína de Empresas del Metal

Según los datos que se recogieron en este informe, evaluando todo el año anterior con las respuestas de 210 empresas asociadas, se marca que en el último trimestre del 2019 con la desaceleración se dio una leve caída de la utilización de la capacidad productiva.

Relacionado:  ABB presenta Swicom para el mantenimiento predictivo de la aparamenta eléctrica

Por otra parte, el actual presidente -que dejará de serlo este año al cumplir los ocho años de mandato- quiso recordar que el IPI del metal en octubre en Bizkaia había marcado un crecimiento del 4,2%, mientras que en Euskadi se quedaba en el 1,1%. Sin olvidar que el análisis de fin de año no será tan positivo. Por ponerlo en contexto, la estimación de la generación de empleo al final del 2019 era de 1.500 empleados y no supero los 500. Es decir, ni un tercio.

Habrá que ver si en esta ocasión, tal y como remarca José Luis Gil, la segunda parte del 2020 será superior y se cumplen en esta ocasión las previsiones de empleo en el sector.

metal

COMPARTIR