Las grandes industrias del Estado español, en la pasada semana, aseguraron que a lo largo del 2019, el precio de la electricidad en España fue mucho más cara que en otros países europeos como Alemania o Francia. Concretamente un 26,5% más que lo que pagó el mercado alemán o un 20,9% que el mercado francés.

Este dato es así incluso a pesar de ser más barato que lo que se pagó en 2018. Ya que el precio medio fue de 47,7 euros el MWh, es decir, un 16,7% menos que el año anterior.  A lo largo del último mes de 2019, el precio medio todavía bajo más -un 19,9% comparado con noviembre-, siendo 33,71 euros el MWh, dato un 45,3% inferior al presentado en diciembre de 2019. Pero que aún así, sigue siendo superior al pagado en los competidores de Francia o Alemania. Un 7,1% y un 5,8% respectivamente.

Parece ser que de entrada al 2020 esta situación no va a cambiar. Según las previsiones publicadas el 27 de diciembre, el precio medio del MWh en España era de 48,35 euros por MWh. Un 16% superior al del mercado alemán.

Relacionado:  Fermax presenta Duox&Photocaller a sus servicios técnicos por toda España

 

Las grandes industrias exigen un cambio en la electricidad

Desde Aege, la asociación de grandes empresas consumidoras de electricidad, confirmaron tras la subasta de interrumpibilidad que mientras no se iguale esta diferencia de 20-25 euros que deben pagar los electrointensivos españoles ante sus competidores alemanes y franceses, es vital aprobar nuevas medidas con el fin de mejorar la competitividad de la industria básica y así recuperar el rumbo en un futuro viable y apuntale este pilar básico del estado del bienestar.

Con esto en mente, desde Aege hacen un llamamiento para que se logre igualar los precios eléctricos con los de los competidores europeos.

En contra, las empresas también se deben enfrentar a una huelga el próximo 22 de enero. Dicha huelga fue convocada por UGT, Comisiones Obreras y USO, con el fin de proteger los puestos de trabajo de la industria electrointensiva.

electricidad

COMPARTIR