Tal y como se esperaba con la llegada a la Moncloa de Pedro Sánchez, el ministerio de Fomento va a ser substituido. En su contra, aparece el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, que será presidido por José Luis Ábalos.

Aún con el cambio de nombre, el ministerio seguirá manteniendo las competencias de vivienda, sumando un especial interés por lograr un desarrollo integral de las grandes áreas metropolitanas, las ciudades y pueblos. En declaraciones recogidas por Efes, desde Fomento apuntaban que con este cambio buscan ofrecer una visión más moderna y coherente en cuanto a los desafíos globales que sea «fácilmente identificables» para los ciudadanos.

Desde la Moncloa, se pronunciaron de la siguiente manera sobre el cambio de nombre en el ministerio. «El cambio de nombre se incluyó en el programa electoral del PSOE. Se trata de una reorientación de las políticas de infraestructuras del país. Las infraestructuras son el medio, el objetivo es la movilidad de las personas y las mercancías, una movilidad conectada, segura y sostenible. También supone homologarnos con esta denominación al resto de Europa y a la Comisión (consejos de ministros de Transportes o Comisaria de Transportes). Asimismo, se incorpora la Agenda Urbana a sus competencias, siguiendo las recomendaciones de Naciones Unidas y Europa. En este ámbito, se mantienen las competencias de vivienda, pero irá más allá. Es una apuesta por un desarrollo integral de las ciudades y pueblos de toda España.»

Fomento pasará a dar la atención merecida al sector del transporte

«El cambio de nombre del ministerio no es una cuestión estética, queremos que suponga un cambio cultural en la propia organización del ministerio.» Con estas declaraciones, María José Rallo, secretaría general de Transporte, quiso dar a ver que ya se está trabajando en una estrategia de movilidad segura, sostenible y conectada. Que además pretende ser una una estrategia transversal a diferentes ministerios. Como el de Transición Ecológica, el de Industria y el de Interior.

Relacionado:  Fujitsu amplía su gama micro VRF con los nuevos Airstage J-IIIL

El primer objetivo del que deberá ocuparse el nuevo ministerio, será los crecientes planes para restringir el acceso con vehículo a las grandes ciudades. Hasta la fecha, estos dependían única y exclusivamente de los ayuntamientos. Lo que suponía una clara confusión para la población, ya que cada normativa dependía de la zona geográfica a la que ibas.

Por otra parte, también tendrán que hacerse cargo de los planes del Gobierno para afrontar el reto de la financiación de las carreteras con la puesta en marcha del pago por uso. Aunque deberán contar con el factor de que el mantenimiento de las vías de los planes de liberación de autopistas de peaje recae ya sobre los Presupuestos Generales del Estado. Y que cualquier propuesta que implique un pago únicamente a los vehículos pesados, se encontrará con la oposición frontal del sector del transporte.

Finalmente, tendrán que tener en cuenta el desarrollo y la puesta en marcha de las medidas contenidas en el paquete de Movilidad que se aprobó el pasado diciembre. En este, se incluyen medidas de calado para el funcionamiento del transporte de mercancías por carretera a nivel nacional o europeo. Algunos países del Este de Europa ya se han mostrado en contra de esta nueva iniciativa. Por lo que desde el nuevo ministerio tendrán que decidirse entre sumarse a los países con la iniciativa llamada «Alianza por la carretera» o seguir manteniendo una posición entre los dos bloques.

Fomento

COMPARTIR