• La comunidad de vecinos ahorrará cerca de 800 euros mensuales gracias a la instalación de contadores inteligentes por parte de la empresa valenciana.
  • En el norte de Italia, las facturas de electricidad suponen hasta el 10 por ciento de los ingresos medios de muchas familias.

La compañía valenciana de soluciones de eficiencia energética, Linkener, ha conseguido reducir un 77 por ciento la factura eléctrica de un gran residencial en via Albicini, en Bolonia, gracias a la instalación de contadores inteligentes y a la gestión de los mismos a través de diversas soluciones tecnológicas de eficiencia energética.

De esta forma, a través del asesoramiento energético del energy manager de Linkener en la zona, Nostraenergy srl, se ha podido llevar a cabo un control eléctrico de todo residencial teniendo en cuenta solo los servicios comunes, así como una auditoría de los 5 puntos de acceso físico a la red de distribución local (POD), establecidos por el DSO o sea la distribuidora.

Como resultado de este control, se detectó que la potencia contratada era demasiado alta en relación con las reales necesidades del residencial. Además, en términos de consumo de energía, la iluminación exterior era el servicio que más energía consumía, así como que el tiempo de funcionamiento de la iluminación interna era demasiado alto en relación con las necesidades reales de la comunidad, unos hechos que supusieron una factura de alrededor de 15.000 euros en 2017 por parte de la comercializadora.

Teniendo en cuenta estas consideraciones, se llevó a cabo un estudio de viabilidad, la reducción del número de POD, así como la instalación de una red de distribución interna formada por cinco dispositivos de medición inteligentes, además de la instauración de una medida consistente en compartir los gastos de electricidad entre las diferentes escaleras que forman la comunidad.

Tras finalizar la instalación completa a finales de julio de 2019, estas medidas han permitido que la potencia total actualmente contratada sea de 20 kW, frente a los 100 kW contratados anteriormente, ya que cada medidor instalado mide la cantidad de kWh consumidos en cada báscula, permitiendo una comunicación transparente del consumo real dentro del residencial, lo que se ha traducido en un ahorro de cerca de 800 euros mensuales a la comunidad de vecinos.

 

La tarifa eléctrica en Italia

En la zona del norte de Italia, las facturas de energía representan alrededor del 7% de los ingresos medios totales de una familia, un porcentaje que puede alcanzar hasta el 10% en los casos de las familias con menos recursos económicos, provocando lo que se conoce como pobreza energética.

Relacionado:  Sistema de conexión Wieland, la instalación eléctrica más sostenible del mercado

En líneas generales, el 70% del coste de la energía se usa para comprar gas natural para calefacción de la red nacional, mientras que el 30% restante es destinado al proveedor de electricidad. Si la atención se centra en zonas residenciales privadas, formadas por múltiples viviendas o escaleras, el coste total de la electricidad puede alcanzar valores considerables.

Cabe destacar que, en Italia, con la actual estructura de tarifas eléctricas, el coste final de los kWh eléctricos se compone principalmente de impuestos, costes de transmisión y distribución, actividades de lectura y medición y costes fijos para cada POD.

Linkener comenzó el pasado verano a instalar sus primeros contadores inteligentes en varias compañías italianas de producción de energía hidráulica, planta fotovoltaica y otro tipo de empresas consumidoras de energía. Un hecho que supuso el primer paso de su incursión en este país, que presenta similitudes con el sistema eléctrico nacional.

 

Sobre Linkener

Linkener se materializó en el año 2014 con su actual modelo de negocio. Su creador, un ingeniero industrial valenciano, encontró un nicho de mercado en la necesidad que las compañías tenían, en plena crisis económica, de reducir su factura energética a pesar de la dificultad que encontraban en el capital para acometer esta tarea.

La compañía cerrará el año con una facturación superior al millón de euros. Sus oficinas centrales están ubicadas en ‘Go Hub’, el espacio de 2.500 metros cuadrados en el que Global Omnium aloja en la ciudad de Valencia a cerca de 20 empresas especializadas en tecnologías disruptivas – machine learning, inteligencia artificial, big data, realidad virtual o robótica-.

Cuenta con 25 trabajadores que forman un equipo consolidado con perfiles altamente cualificados en el ámbito tecnológico. Linkener distribuye y comercializa sus soluciones tecnológicas a través de asesores energéticos, comercializadoras eléctricas, consultores o ingenierías cuyos clientes son empresas, industrias, corporaciones y edificios públicos en los que se pueden poner en marcha las soluciones tecnológicas que desarrollan.

Linkener consigue reducir un 77 por ciento la factura eléctrica

COMPARTIR