• Lo habría hecho, además, con un año de antelación sobre los plazos fijados por la Unión Europea.

Aunque aún falta algo menos de un mes para obtener las cifras definitivas y oficiales, se puede dar por sentado que el sector eléctrico ha logrado reducir un 20 % sus emisiones de CO2 con respecto a 1990.

Esto se ha logrado gracias al avance de las fuentes renovables de generación energética,  sobre todo la eólica. Pese a ser 2019 un año seco, el buen rendimiento de los parques eólicos ha permitido que el sector eléctrico español solo haya emitido 38,5 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera, lo que supone un 22 % menos de lo hecho en 1990.

La reducción de las emisiones en el sector eléctrico podría lograr que España cerrase el presente año 2019 cumpliendo el objetivo de aumentar sus emisiones solo un 10 % con respecto a 1990, pero el gran aumento del consumo energético fósil en el sector del transporte y en el residencial/comercial hace que bajar de un 12 % es altamente improbable.

 

Gracias, Eolo

Como decíamos anteriormente, la principal culpable de que el sector eléctrico español haya logrado sus objetivos con un año de antelación sobre los plazos estipulados es la energía eólica. Durante las dos últimas décadas, esta fuente renovable de energía ha permitido ahorrar un 24 % de las emisiones totales de CO2, en torno a los 353 millones de toneladas totales, unas 26 solo durante los últimos doce meses.

El pasado otoño ha sido notablemente más ventoso de lo habitual, lo que ha sido aprovechado a su vez por las nuevas instalaciones eólicas que han sido recientemente conectadas al sistema eléctrico.

Relacionado:  Volkswagen fabricará una variante eléctrica para el transporte de mercancías

En total, la aportación de la energía eólica ha permitido cubrir un 21,1 % de la demanda  de este 2019, el equivalente a lo que consumen 850.000 hogares. El aumento es de un 2.987 GWh en lo que va de año, un 6,7 % más que en 2018.

 

Otros factores

La eólica no ha sido el único factor remando en este bote hacia los objetivos europeos de reducción de emisiones, sino que la tecnología fotovoltaica también a aumentando su aportación.

Esto se debe a que tras la década en la que ha estado casi condenada al ostracismo, la incorporación de nuevas plantas al sistema han aumentado su generación en 1.335 GWh. En total es una aportación de un 3,7 % del total.

Por último, el abaratamiento del precio internacional del gas, ha hecho que las centrales de ciclos combinados tengan un mayor protagonismo que las de carbón; mientras que el gas ha duplicado su producción, el carbón la ha reducido en un 67 %, con la consiguiente reducción de las emisiones.

En 2020, la puesta en marcha de las instalaciones renovables de las subastas de 2016 y 2017 permite prever una reducción aún mayor de las emisiones de CO2 del sector eléctrico y un avance importante hacia la descarbonización del sector, pero aún queda mucho por hacer para alcanzar los objetivos de 2030 y 2050.

Aún así, el trabajo está lejos de estar terminado, puesto que el objetivo de la Unión Europea para el sector eléctrico es de una reducción de las emisiones del 70 % para el año 2030 y del 100 % para 2050.

El Hierro, parque eólico, energía eólica, canarias, Islas Canarias, energías renovables, dependencia energética, material eléctrico, instaladores eléctricos, ielektro,
Parque eólico en la isla de El Hierro, Canarias.
COMPARTIR