El uso de las micro algas abre todo un mundo de posibilidades a la hora de fomentar el uso de una energía cada día más renovables y hacer de este un mundo sostenible. Con la investigación de las micro algas se pueden desarrollar materias primas o principios activos sostenibles y saludables destinados a un sinfín de usos, como la alimentación, la cosmética o la farmacéutica.

En iKonstrucción, como no podía ser de otra manera, traemos la aplicación que se le podría dar a esta nueva tecnología en el sector de la construcción.

Climatizar y aislar edificios

La obtención de energía verde para la generación de energía para calefacción y aire acondicionado es el objetivo cumplido de la instalación que encontramos en un vanguardista edificio de cuatro pisos que se levanta en la ciudad de Hamburgo, en Alemania.

Bautizado con el nombre de casa Bio Intelligent Quotient, produce energía a través de su original fachada, parcialmente cubierta con unos finos paneles de vidrio que hacen la función de contenedores para un cultivo automatizado de micro algas.

Relacionado:  Andricgrad, la ciudad de piedra construida en honor a un premio Nobel

La ubicación en la fachada es clave, pues con ello puede darles el sol a lo largo del día (son paneles orientables), necesario para realizar la fotosíntesis y así crecer más rápido, al tiempo que actúan de aislante del frío y el calor, además del ruido, con que también se logra una mayor eficiencia energética.

En términos prácticos, esto significa que la fotosíntesis ofrece una respuesta dinámica a las necesidades de control solar, mientras que el cultivo de micro algas en las lamas de vidrio proporciona una fuente limpia de energía renovable.

Microalgas-una-novedosa-alternativa-para-la-construcción-verde

COMPARTIR