Las primeras pruebas de mercado de la recarga inteligente de vehículos eléctricos en Reino Unido se están llevando a cabo con 1.000 propietarios de este tipo de coche a través de la empresa energética UK Power Networks. Este proyecto piloto, denominado “Shift”, ofrece incentivos económicos para cargar sus vehículos fuera de las horas de mayor consumo de electricidad.

Al través de este proyecto, la compañía quiere desarrollar una solución de carga inteligente a gran escala que puedan implantar en todo el país los operadores de carga, agregadores y proveedores de energía.

Ahorro económico y gestión adecuada de la red eléctrica

La compañía desarrolla el piloto con el proveedor de energía Octopus Energy, la plataforma inteligente Kaluza y el operador de puntos de carga Pod Point con el fin de explorar diferentes modelos de negocio y mecanismos para ofrecer beneficios con la carga inteligente. Para llevar adelante el proyecto han seleccionado a 1.000 conductores de vehículos eléctricos que cargan las baterías en sus hogares en Londres, el sur y el este de Inglaterra.

Relacionado:  ABB presenta un innovador transformador que reduce las pérdidas de energía

Se ha hablado mucho sobre cómo la carga inteligente podría ahorrar dinero a los clientes y ayudar a administrar la red, pero esta es la primera vez que nos proponemos descubrir cómo”, explica Ian Cameron, jefe de innovación de UK Power Networks, “estamos trabajando para diseñar nuevos dispositivos que permitan a los clientes beneficiarse de la revolución del transporte con bajas emisiones de carbono”.

Ya funciona en una estación de servicio de Madrid la primera electrolinera de recarga rápida de Endesa

COMPARTIR