El Ayuntamiento de Mataró (Barcelona) obtendrá más de 1,3 millones de euros procedentes del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) de la Comisión Europea para el desarrollo del proyecto ‘Proceso de impulso de la transición energética en Mataró‘, con un gasto total de 3,3 millones, de los que el Ayuntamiento asumirá la parte no cubierta por la subvención.

Este proyecto, que contempla actuaciones de auditorías energéticas, mejoras del alumbrado y la instalación de placas fotovoltaicas, es el que mayor subvención recibirá de los nueve seleccionados por la Generalitat de Catalunya para lograr ayudas europeas con los que favorecer el ahorro energético, el uso de energías renovables y el paso a una economía baja en carbono.

La propuesta de Mataró se basa en dar impulso al propio proceso transformador en cuanto al uso de energía y su impacto en el cambio climático, e incluye tres actuaciones clave, que se desarrollarán de aquí a 2021 y son las siguientes:

  • Despliegue de la Oficina para la Transición Energética de Mataró (OTEM).
  • Impulso del Programa de eficiencia energética en el alumbrado público.
  • Impulso del Programa de autoconsumo en equipamientos públicos.

La Oficina para la Transición Energética de Mataró, que estará ubicada en la Casa Capell, se encargará de coordinar y hacer el seguimiento de las actuaciones que se desarrollarán. Contará con dos técnicos que proporcionarán un nuevo servicio de auditorías energéticas en los hogares, establecimientos comerciales y empresas, asesorando sobre su gasto energético para que puedan tomar decisiones como un cambio de hábitos de consumo, cambio de tarifas, etc . La puesta en marcha y funcionamiento de la oficina conlleva una inversión de cerca de 283.000 euros.

Alumbrado led

En cuanto a las actuaciones en el alumbrado público, el proyecto prevé una inversión de 2,8 millones de euros (IVA incluido) en la mejora de las instalaciones en diferentes calles, especialmente para la sustitución de bombillas de vapor de sodio por leds, con el objetivo de conseguir un ahorro energético mayor. El objetivo es reducir en más del 65% el consumo de energía final de las instalaciones de alumbrado que se reformen, y una reducción también del 65% de las correspondientes emisiones de gases de efecto invernadero.

Relacionado:  España es el país donde más asegurado está el acceso a la electricidad

Placas fotovoltaicas

Por último, el Programa de autoconsumo en equipamientos públicos consistirá en la instalación de placas fotovoltaicas, conectadas a la red, en la Escuela Marta Mata, en el Polideportivo Municipal Teresa Maria Roca y al Instituto Municipal Miquel Biada. Estas instalaciones producirán energía para consumo de los equipamientos y, en su caso, para vender o destinar a otros fines la electricidad sobrante que se genere durante el verano y en días no lectivos, cuando los centros educativos están cerrados. El objetivo es generar energía renovable suficiente para alcanzar un 36% de autoconsumo en los tres equipamientos, así como promover y educar en la eficiencia y el ahorro energético en los edificios. La instalación de las placas requiere una inversión aproximada de 187.000 euors.

El proyecto “Proceso de impulso de la transición energética en Mataró” se enmarca por un lado en el Plan director del alumbrado público, que prevé invertir 7,3 millones de euros en la mejora de las instalaciones hasta en 2025, y por otro en el Plan de Acción para la Energía Sostenible y el Clima (PAESC), aprobado en julio de 2018, que entre otras medidas se compromete a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 42,7% en 2030, en relación al 2005.

italia, energías renovables, renovables, material eléctrico, instaladores eléctricos, solar, eólica, fotovoltaica

COMPARTIR