• Azalea es el nombre de la casa, inspirada en la vivienda tradicional valenciana, que se convierte en un modelo autosuficiente gracias a Simon 100 y los puntos de recarga de vehículo eléctrico de Simon.
  • Simon participa en la competición que tendrá lugar este mes en Szentrede (Hungría) y reunirá a once universidades de todo el mundo que presentarán proyectos de casas bioclimáticas.

Simon, firma especializada en soluciones tecnológicas para iluminación, control de luz, conectividad y material eléctrico, colabora con Azalea, un proyecto de la Universitat Politècnica de València que compite en el Solar Decathlon 2019. El proyecto ha sido uno de los 10 seleccionados, de entre 11 universidades de todo el mundo, para competir este mes de julio en la cuarta edición europea de este certamen internacional.

La Solar Decathlon es una iniciativa impulsada por el Departamento de Energía de Estados Unidos y se celebrará en Szentrede (Hungría) del 26 de junio al 28 de julio con el fin de promover la construcción, la investigación y el desarrollo de viviendas eficientes y sostenibles.

La vivienda presentada por la UPV con la colaboración de Simon está inspirada en la barraca, un tipo de casa típico de la Comunidad Valenciana que servía de vivienda a los labradores, por lo que se sitúa en las huertas de regadío. De esta forma, el proyecto pretende resolver el conflicto que existe entre la ciudad y la huerta; reviviendo la identidad de la tradición y de la cultura valenciana, al mismo tiempo que se convierte en un símbolo de arquitectura sostenible.

Con un total de 80 metros cuadrados y 7 metros de altura, el diseño de Azalea se ha ido trabajando durante dos años por los 46 alumnos de la UPV que integran el equipo. El presupuesto, de medio millón de euros, es el más modesto de todos los participantes y la vivienda destaca también por ser la más grande de la competición ya que ha requerido un techo muy alto para mantener la tipología de la barraca tradicional.

Relacionado:  Osram Opto Semiconductors acerca la realidad aumentada al sector industrial

La barraca del futuro combina tecnología, materiales y técnicas ya existentes para obtener soluciones innovadoras y más sostenibles. Simon ha colaborado integrando en Azalea el punto de recarga de vehículo eléctrico, cada vez más importante en la construcción de futuras viviendas y la colección de mecanismos Simon 100. Una serie que permite convertir una casa analógica en digital aprovechando la instalación eléctrica existente, simplemente incorporando mecanismos iO (con conectividad wifi). Mediante la app Simon 100 iO se podrán controlar, tanto de forma remota como local, las diferentes funcionalidades como el termostato compatible con suelos radiantes y calderas, la subida y bajada de persianas o la intensidad de la luz. Con esta combinación, se consigue dinamizar los espacios y generar experiencias con la luz, lo cual marcará una gran diferencia en la manera de vivir en las casas presentes y futuras, logrando un mejor control de consumo y por tanto una mayor eficiencia energética, todo ello sin olvidar el confort del usuario.

Simon ha optado por colaborar en Azalea con estos dos productos, debido a su fácil adaptación e instalación al entorno, por su sencillez de uso y porque son perfectamente integrables en un proyecto de arquitectura sostenible como el de la UPV. Con esta iniciativa, ha querido reforzar su compromiso por la innovación y la concienciación como parte fundamental en la creación de un impacto positivo en la sociedad.

El pasado 10 de junio se presentó el proyecto en Valencia y se desmontó para que un total de 8 tráileres la transportaran hasta Hungría y volver a montarla para la competición en la que tendrán 14 días para demostrar que Azalea es la vivienda más sostenible, la más eficiente y la mejor preparada para satisfacer todas las necesidades del concurso.

Simon colabora con la UPV para construir la barraca valenciana del siglo XXI

COMPARTIR