Con una caída del 2,2% respecto a 2017, las emisiones brutas de CO2 emitidas a la atmósfera se han cifrado en 332,8 millones de toneladas en 2018. Así figura en el Avance del Inventario de Emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI), vinculadas al cambio climático, un trabajo que ha publicado recientemente el Ministerio para la Transición Ecológica(Miteco) y que es enviado a la Comisión Europea anualmente en cumplimiento de las obligaciones de información de nuestro país.

Se justifica ese descenso en las emisiones de 2018 al fuerte incremento de producción de energía hidráulica, que creció en un 84,9% respecto a 2017, debido al carácter hidrológicamente húmedo del ejercicio, así como al aumento de la producción eólica en un 3,5%. Ambas han permitido reducir en un 15,7% las emisiones vinculadas a la generación eléctrica, dado que la subida de fuentes renovables permitió rebajar la producción de ciclos combinados (-18,9%), carbón (-17,2%), y la que emplea combustibles líquidos (-4,5%).

El resto de sectores han experimentado un aumento en sus emisiones respecto del ejercicio anterior. Así, en un año con un incremento del PIB del 2,6%, se registran subidas de emisiones vinculadas al transporte (+2,7%); al consumo de combustibles en los sectores Residencial, Comercial e Institucional (+1,9%) y al consumo de combustibles en maquinaria agrícola, forestal y pesquera (+4,1%). Las emisiones de la industria aumentan un 2%.

Relacionado:  Jung presentará sus novedades tecnológicas en Barcelona Building Construmat

En términos generales, las emisiones de sectores sujetos al sistema europeo de comercio de derechos de emisión (ETS, en su acrónimo inglés), que suponen un 38,2% del total, disminuyeron un 6,6% en 2018. Mientras, las emisiones no sujetas al sistema -los denominados sectores difusos- aumentaron un 0,6%. Bajo este epígrafe se agrupan las emisiones del ámbito residencial, comercial e institucional; el transporte; el agrícola y ganadero; la gestión de residuos; la industria no sujeta al comercio de emisiones y los gases fluorados.

Frente al buen rendimiento de las emisiones vinculadas a la generación eléctrica, el transporte se convierte en el sector con mayor peso en las emisiones de gases de efecto invernadero de 2018, con un 27%. Le siguen la industria (19%), la generación de electricidad (17%), la agricultura en su conjunto (12%), el consumo de combustibles en los sectores Residencial, Comercial e Institucional (9%) y los residuos (4%).

ielektro-primera-central-electrica-de-emisiones-negativas-del-mundo

COMPARTIR