• Las tecnologías de sustitución directa y «cradle-in-cradle» ayudan a mantener en funcionamiento el hospital KK para niños y mujeres según lo esperado después de realizar una actualización con los últimos interruptores inteligentes de ABB.

Aunque los hospitales de todo el mundo pueden variar en tamaño, especialidad y capacidad de atención a pacientes, todos dependen del mismo recurso fundamental: una fuente eléctrica fiable. A la larga, esta obligación de fiabilidad eléctrica requerirá la actualización de tecnología de conmutación anticuada sin paradas prolongadas de equipos y servicios que salvan vidas. Esta es una importante capacidad ofrecida por ABB a instalaciones como el hospital KK para mujeres y niños (KKH) de Singapur.

Fundado hace más de 160 años, el KKH es el hospital más grande especializado en la atención sanitaria a mujeres y niños de Singapur, y da servicio como un centro de referencia terciario a mujeres y niños con enfermedades de alto riesgo.

Tras muchos años de servicio de los interruptores Megamax de ABB en el hospital, la dirección del KKH y el equipo de ingeniería consideraron que dichos interruptores se habían quedado obsoletos. Teniendo como principal prioridad la seguridad de los pacientes, una alimentación eléctrica fiable resulta fundamental, especialmente para cirugía y funcionamiento de equipos de soporte vital. Por lo tanto, el hospital necesitaba organizarse para la instalación de aparamenta nueva y fiable sin impactar en la continuidad del servicio de asistencia médica.

Una solución ideal proporcionada por ABB permitió que la instalación mantuviera sus operaciones normales mientras se modernizaba gradualmente su sistema de protección de la alimentación eléctrica.

Sustitución rápida y simplificada de los interruptores

ABB ha realizado sustituciones por fases de los interruptores Megamax del KKH con nuevos, una tarea solo posible durante muy pocas horas de parada perfectamente planificadas cada año. El trabajo se programó para que finalizara en 2019.

Para actualizar los interruptores Megamax, ABB empleó su tecnología de sustitución directa que sustituye solo la pieza móvil del disyuntor antiguo, equipándolo con una pieza móvil especial y contactos deslizantes Megamax estándar.

Para sustituir los antiguos dispositivos Megamax F5 por interruptores Emax E4.2 inteligentes, ABB utilizó una tecnología “cradle-in-cradle” que permite la sustitución de cualquier interruptor de baja tensión antiguo del fabricante por Emax de ABB. La tecnología consiste en un bastidor de interfaz con interfaces interiores y exteriores. La interfaz exterior se monta física y eléctricamente en el cubículo de la aparamenta, lo que minimiza el tiempo de parada. La interfaz interior coincide con el Emax 2, lo que permite facilidad y rapidez en la instalación y retirada.

Relacionado:  Energía valora positivamente la postura de la UE sobre interconexiones eléctricas y autoconsumo

La sustitución rápida cumple la ventana de parada rápida

“Fuimos capaces de proporcionar al KKH una solución de sustitución directa que no requiere reacondicionamiento de Hard-bus, ya que no se podía apagar completamente el cuadro de conexión como resultado de cargas de salida críticas”, indicó Chang Chean Fei, Especialista de servicio técnico de ABB. “Estas soluciones ofrecieron al KKH la oportunidad de cambiar muchos de los disyuntores antiguos en un periodo de ventana de parada breve”.

ABB también realizó tareas de servicio y prueba para el hospital en todas sus unidades de aparamenta de transformadores y baja tensión.

Para KKH, el aspecto más importante de este proceso de actualización era el bienestar de los pacientes. “Como institución pública de atención sanitaria, garantizar que nuestra infraestructura se encuentre en buenas condiciones y adecuadamente mantenida resulta fundamental para la seguridad de los pacientes y para ofrecer una atención a los pacientes óptima e ininterrumpida”, indicó Alan Liang, Ingeniero senior de instalaciones de la Oficina de gestión de instalaciones, KKH. “Todo el trabajo de sustitución tiene que completarse en una ventana de parada, y se sustituyeron ocho interruptores en siete horas”.

El hospital también ha adjudicado a ABB contratos de servicio anuales para proporcionar suporte técnico rápido durante cualquier circunstancia imprevista, como por ejemplo incidentes de disparo, y para cualquier otro problema mecánico con los interruptores Megamax antiguos hasta que todos ellos se sustituyan.

Sobre ABB

ABB es un líder tecnológico pionero en redes eléctricas, equipos de electrificación, automatización industrial y robótica y cinemática para clientes de servicios públicos, industrias, transportes e infraestructuras en todo el mundo. Continuando con sus más de 130 años de historia de innovación, ABB está escribiendo hoy el futuro de la digitalización industrial con dos propuestas de valor claras: hacer llegar la electricidad desde cualquier planta de generación de energía hasta cualquier toma de corriente y automatizar las industrias desde la gestión de los recursos naturales hasta la entrega del producto final. Como patrocinador principal de la Fórmula E, la categoría internacional de automovilismo FIA íntegramente eléctrica, ABB está ampliando los límites de la movilidad eléctrica para contribuir a un futuro sostenible. ABB opera en más de 100 países y tiene unos 147.000 empleados.

Los interruptores de ABB reducen las paradas críticas del principal hospital de Singapur

COMPARTIR