Berdin Grupo suministra una instalación fotovoltaica para abastecer de energía renovable a una explotación porcina. Al ser una granja de nueva construcción, no contaba con ningún tipo de instalación eléctrica. Además, se encuentra aislada de núcleos urbanos, por lo que no existía posibilidad de tomar la energía de la red.

El mayor consumo de electricidad en una explotación de estas características se da en la iluminación y la climatización de la misma. Para que los animales crezcan en el entorno adecuado, tienen que contar con la luz, temperatura, humedad y calidad de aire apropiadas. Apostar por el autoconsumo fotovoltaico permite al granjero depender menos de la red eléctrica convencional y poder ser autosuficiente en suministro energético.

Este tipo de explotaciones porcinas están creciendo en la región, existe la limitación de construirse con un mínimo de distancia de un kilómetro entre ellas. Así, la empresa de energía renovable y eficiencia EndeF se enfrenta al reto de conseguir que todos los consumos de una granja que cría 10.000 cerdos sean 100% renovables, algo que soluciona a través de una instalación eléctrica trifásica aislada.

EndeF ha diseñado y llevado a cabo una instalación fotovoltaica aislada en la granja de cerdos. Un sistema que permite a la explotación porcina llevar un funcionamiento normal de su actividad pecuaria de forma totalmente autosuficiente. Berdin Grupo ha suministrado los paneles fotovoltaicos a la instalación fotovoltaica.

Los consumos eléctricos principales de la granja se han tenido en cuenta en el diseño de la instalación: ventiladores de techo para ventilación y refrigeración de la nave, motores para los sistemas de alimentación de los animales, equipos de limpieza a presión, bombas de agua alimentaria y aguas negras. Además de los consumos de iluminación, equipos de control del ambiente en el interior de las granjas, motores de apertura de respiraderos, termo eléctrico de ACS y consumos de una pequeña oficina.

El objetivo de la instalación es cubrir toda la demanda eléctrica de la granja con las pérdidas mínimas posibles, sobre todo en períodos diurnos, cuando el consumo eléctrico es más elevado. Al no existir la posibilidad de una instalación conectada a red, la configuración óptima era una instalación aislada con baterías y  acoplamiento en alterna. Así, se reducen las pérdidas, ya que en los periodos diurnos los consumos son alimentados directamente por los inversores sin necesidad de usar las baterías, siempre y cuando exista una irradiación adecuada y los consumos no excedan la potencia instalada en cubierta. En caso de que los paneles generen más potencia, el sobrante se destina a la acumulación en las baterías. Dicha energía acumulada en baterías se utiliza como refuerzo energético cuando el aporte solar no es suficiente para cubrir la demanda de la granja.

Relacionado:  Alemania dispara la demanda de sistemas de almacenamiento operativos

Los recursos utilizados son básicamente los diferentes equipos que se necesitan para la instalación como, paneles FV, inversores, reguladores/cargadores/inversores, baterías, equipos de regulación y control y lo más importante, recursos humanos para el diseño del proyecto y la ejecución de la instalación.

Así, la instalación eléctrica trifásica aislada implementada permite abastecer todos los consumos existentes en la granja. La instalación está compuesta por diferentes equipos:

  • Paneles fotovoltaicos: instalados en las cubiertas de las naves de la granja con una potencia pico de 45 kW.
  • Inversores de conexión a red: además de convertir la corriente continua en alterna, permiten hacer el acoplamiento de los equipos en alterna reduciendo las pérdidas cuando el consumo es diario y existe irradiación.
  • Baterías: almacenan la energía sobrante que no se consume para poder usarla en periodos nocturnos o de baja irradiación.
  • Sistemas de motorización: permiten mostrar los flujos de energía que existen entre equipos y con ello calcular los consumos, la producción y el ahorro conseguido; empoderando de esta manera a la persona que ahora puede decidir libremente cómo y cuándo llevar a cabo su producción y consumo

¿Qué ahorro supone esta instalación fotovoltaica?:

  • Ahorro anual energético: 77100 kWh
  • Coste anual de electricidad ahorrado: 10262 €/anual
  • Coste del gasoil ahorrado: 13100€/anual

Llevar a cabo una instalación de estas características implica un consumo mucho más responsable y sostenible que la mayoría de las granjas que optan por instalar un grupo electrógeno (alimentado por gasoil) para solucionar sus problemas de aislamiento. Esta instalación ofrece la respuesta óptima para los problemas a los que se enfrentan las granjas generando, de esta manera, la capacidad para decidir y controlar su producción y sus consumos, generando producidores conscientes, que apuestan por las energías renovables.

Sobre Berdin Grupo

En Berdin Grupo cuentan con puntos de venta repartidos por toda España. Trabajan con los fabricantes líderes del sector. Aportan soluciones tecnológicas de gran valor a todos sus clientes a través de las 20 delegaciones distribuidas por España. Colaboramos con sus clientes en el análisis de necesidades, en el asesoramiento y diseño de las soluciones, en la selección de los productos y en el soporte y acompañamiento preventa.

Instalación de energía solar fotovoltaica para autoconsumo en granja porcina

COMPARTIR