El Ayuntamiento de Teror se ha convertido en uno de los primeros de Canarias que se autoabastece totalmente con energía limpia al instalar 160 paneles fotovoltaicos en su cubierta. De esta manera se evita el vertido a la atmósfera de unas 36,5 toneladas de CO2 al año, y unos 100 kg diarios. Al mismo tiempo, se ha mejorado la eficiencia energética de la iluminación interior y exterior del edificio, con tecnología LED.

El proyecto de la instalación solar fotovoltaica de autoconsumo de las oficinas municipales, ejecutado por el Ayuntamiento de Teror a través de las concejalías de Medio Ambiente y Alumbrado, ha sido financiado mediante el plan de Inversiones Financieramente Sostenible con un presupuesto total de 62.918 euros.

Es uno de los proyectos por el que el Gobierno Municipal ha apostado como una de las medidas medioambientales recogidas en el Pacto de los Alcaldes para el Clima y la Energía Sostenible de la Comisión Europea, con el objetivo de conseguir reducir las emisiones de CO2 en al menos un 40% de aquí a 2030 y adoptar un enfoque integral para abordar la atenuación del cambio climático y la adaptación a este.

Oficinas autosuficientes durante la jornada laboral

Los paneles que ocupan el 90% de la cubierta del edificio permiten dotar a las Oficinas Municipales de una potencia eléctrica en régimen de autoconsumo hasta un máximo de 50 kW, consiguiendo que las oficinas municipales sean autosuficientes al 100% durante la jornada diaria de trabajo, consiguiéndose este ahorro eléctrico una amortización de la obra en un período de 5 años.

Relacionado:  Estadística e inteligencia artificial para predecir la producción de energía solar

Está previsto que en un futuro la instalación pueda conectarse a la red para verter el excedente de producción.

En el hall de las Oficinas Municipales se ha instalado una pantalla en la que se puede ver en directo la energía que suministran las placas, el consumo de las instalaciones y lo que se vierte a la red eléctrica.

Proyecto de eficiencia energética

En cuanto al proyecto de eficiencia energética de la instalación interior del edificio municipal, se han colocado un total de 1.634 tubos LED en todas las oficinas; y en el exterior 40 focos para la iluminación nocturna del edificio, con la posibilidad de regular el color e intensidad de la luz.

El Ayuntamiento de Teror ha invertido en este proyecto 59.389,76 euros, costeados con fondos propios a través del plan de Inversiones Financieramente Sostenibles.

La Universidad de Lleida avanza en su apuesta por el autoconsumo

COMPARTIR